Si hay un elemento que nos iguala a todos los argentinos, pero sobre todo a los entrerrianos, es el mate. Sin distinción de ningún tipo, el mate es ese fiel compañero que nos acompaña en todos los momentos de nuestro día a día, estemos solos o acompañados. Y si hablamos de mate indudablemente tenemos que hacer referencia a la Yerba Mate, el alma de la infusión y sin dudas uno de los productos más codiciados que nunca falta en ninguna alacena.

Belen González es una joven paranaense que se desempeña como Profesora de Educación Física, pero además lleva adelanta Ruta 14 Almacén de Yerba, un espacio que ofrece Yerba Mate 100 por ciento natural, directamente desde Misiones a los mates paranaenses

En diálogo con Vía Paraná, nos cuenta que mientras desarrollaba su profesión y “siguiendo la línea de llevar una vida saludable, natural y de consumir productos orgánicos”, descubrió el mundo de la yerba 100 por ciento natural desde misiones, “Traté de unir las dos cosas”, dice.

Belén explica que Misiones es la capital nacional de la yerba mate, “tanto por la riqueza de su tierra colorada que tiene tantos minerales que crecen los yerbatales y duran muchos años, como por los productores familiares han ido aprovechando toda la riqueza de la tierra para producir sus propias yerbas”.

Para la joven emprendedora hay varios aspectos que hacen que una yerba sea de calidad, entre ellos menciona el estacionamiento que tiene que tener el producto y la composición, tanto de hoja como de palo y polvos; “esto da la pauta de que es una buena yerba”. Belen explica además que la yerba tiene que estar estacionada 24 meses, no tiene que producir acidez, tiene que tener una armonía entre el polvo, el palo y la hoja semi triturada.

El mate en pandemia

La cuarentena, el tiempo en casa y el Home Office hicieron que aumente el consumo de mate en los hogares entrerrianos, “el consumo aumentó un montón, es increíble la cantidad de gente que antes de la pandemia no tomaba mate y ahora ya lo tiene como una costumbre”, cuenta Belen.

Ruta 14 se enfoca en marcas chicas que no llegan a las góndolas de supermercado y que son elaboradas por pequeños productores yerbatales “que hacen un proceso y cuidado de la hoja de yerba mate increíble y esto se nota cuando se toma mate con una yerba mate natural”, reconoce la joven y a modo anecdótico cuenta: “tengo clientes que me han dicho que no pueden volver a tomar una yerba industrial porque les da acidez”.

La diversidad natural de la provincia de Entre Ríos parece trasladarse también a la hora de preparar el mate, Belen cuenta que en la costa del Río Uruguay gusta más la yerba mate despalada, “que es bien fuerte, tipo uruguaya”. Mientras que en la costa del Paraná la gente opta por una yerba “mas tradicional, mas suave, también la barbacuá (yerba que tiene un secado ancestral de 17 horas de secado de las hojas a leña y le deja un gusto ahumado)”.