Una visitante inesperada sorprendió a los trabajadores de la sucursal del Correo ubicada en avenida Blas Parera de la capital entrerriana. Se trata de una Iguana (Salvator merianae), que apareció en la sala de depósito de sobres y encomiendas del lugar.

Brigadistas de Paraná, dependiente de la Dirección de Prevención de Delitos Rurales de la Policía de Entre Ríos, lograron capturar al animal y ponerlo a resguardo. Además, según explicaron a Elonce, en la tarde de este jueves, será devuelto a su hábitat natural.

Empleados y autoridades del lugar siguieron con atención el procedimiento para rescatar al reptil; todos estaban sorprendidos  ya que fue un encuentro impensado con el animal que causó miedo.