El gobernador Gustavo Bordet fue uno de los impulsores de la Ley que prorroga por el término de un año la emergencia económica, productiva, financiera y social en el sector citrícola. La iniciativa fue aprobada ayer por la Cámara Baja y el mandatario provincial valoró la decisión a través de una nota dirigida al presidente de la Cámara de Diputados nacional, Sergio Massa, a quien le transmitió su "apoyo y acompañamiento".

“Valoramos la decisión de los y las diputados y diputadas de la Nación de dar tratamiento y aprobar esta norma tan necesaria en el contexto actual para la citricultura y las miles de personas que trabajan directa e indirectamente en ella”, sostuvo el mandatario al conocer la noticia.

Además resaltó que "desde el gobierno de Entre Ríos mantenemos un acompañamiento permanente a nuestros productores y a las economías regionales en particular, como la citricultura, porque estamos convencidos que son sectores estratégicos para el desarrollo económico, social y para la integración de nuestra provincia".

En la misiva enviada por el gobernador al presidente de la Cámara Bajada para promover el tratamiento del proyecto, señaló que "consideramos que se trata de una norma clave, no solo para el desarrollo de la citricultura en el contexto actual, sino también, y de manera especial, para el sector exportador que se desenvuelve dentro del terreno de la formalidad, dando trabajo a miles de personas de manera directa e indirecta, movilizando la economía regional y generando divisas en el intercambio de productos".

Detalles de la normativa

La norma sancionada, que recibió 242 votos a favor y uno en contra, extiende el plazo, vencido en mayo pasado, de la Ley 27.507, que declaró la emergencia citrícola en las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Jujuy y Salta, a las que ahora se agregaron Buenos Aires, Tucumán y Catamarca.