El Médico Veterinario Ricardo González nos habla del cuidado y prevención de esta enfermedad que muchas veces resulta mortal.


Se trata de una enfermedad parasitaria (Leishmania Infantun), que se transmite al perro por la picadura de un Flebótomo (Mosquito) Esta enfermedad es incurable, generalmente crónica y muchas veces mortal. Es una enfermedad estacional; el parásito necesita calor y humedad para sobrevivir.

El mosquito hembra necesita sangre para la maduración de sus huevos, entonces pica, por ejemplo, a un perro infectado, dentro del mosquito el parásito sufre varias transformaciones; cuando este mosquito pica a otro perro lo infecta. También puede picar al ser humano contagiándolo (por eso es una enfermedad zoonotica y de denuncia obligatoria).

Esta enfermedad es un verdadero martirio para la vida del animal y de riesgo para su dueño. Se presenta de dos maneras en el perro, una cutánea (en piel) y la otra visceral (en diferentes órganos).

En la cutánea aparecen úlceras en orejas, cabeza y extremidades, conjuntivitis, crecimiento anormal de las uñas, caída del pelo, heridas que no cicatrizan, pérdida de peso y masa muscular. En síntesis un desmejoramiento general.

La visceral puede afectar, riñón, hígado, corazón, y también puede producir artritis, inflamación de ganglios y otras lesiones.

La gravedad de esta enfermedad dependerá de cómo están las defensas del animal; pudiendo ser desde asintomática, hasta grave y mortal. El perro enfermo en general es un portador crónico de la enfermedad, mientras que en el gato es rara.

Diagnóstico

Podemos hacer un diagnóstico presuntivo desde la clínica pero siempre debemos confirmarlo con el laboratorio. Y además hacer el diferencial con sarna, micosis, piodermia y otras. 

Tratamiento

No hay tratamiento curativo, solo sintomático.

Prevención

Existen vacunas que se deben aplicar varias dosis y refuerzos anuales y no siempre disponibles en el mercado.

Consejos útiles

Esta enfermedad está en Argentina hace más de un siglo. Está ligada a la pobreza, marginalidad y falta de educación. Lamentablemente desatendida por lo que periódicamente aparecen focos de casos en animales y en seres humanos.

El objetivo de la prevención es evitar la picadura de este flebotomo en los animales y en las personas. Se recomienda a los animales ponerles collares y/o pipetas, antiparasitarios externos que sean también repelentes para mosquitos.

Fumigar periódicamente, adentro y fuera de la casa contra los mosquitos. Usar telas mosquiteras. Estos mosquitos se activan en el atardecer y por la noche.

Es una enfermedad que lamentablemente está en franco crecimiento en nuestro país. Trabajemos para controlar este avance. Hasta la próxima.

Méd. Vet.
Ricardo González
​MP: 0343




Comentarios