¿Sabías que estos animales tienen más de 100 expresiones faciales estudiadas? ¿Y que también cuentan con su propio reloj biológico? Te invitamos a que conozcas más sobre el mejor amigo de los humanos.


En una nueva columna para Vía Paraná el Médico Veterinario Ricardo González nos cuenta aspectos que quizás no conoces de los perros y de su relación con los humanos.

Los perros y las personas conviven juntos hace más de 20 mil años. Se han observado restos humanos y de perros enterrados juntos que datan de más de 15 mil años. Los restos del perro eran de una especie de lobo ya extinguido y de allí el fuerte vínculo que existe y por qué es el mejor amigo del hombre.

El cerebro de los perros ha aumentado de tamaño con el tiempo debido a la socialización a través de la estimulación humana. Los animales que más han aumentado el tamaño de sus cerebros son los monos, los delfines, los caballos y los perros; no así el gato atento que ha mantenido su tamaño ya que se destaca por ser un cazador solitario e independiente.

Existen más de 800 razas de perros; la más pequeña es el chihuahua, originario de México y la más grande el Gran Danés oriundo de Alemania.

La raza más pequeña es el chihuahua, originario de México y la más grande el Gran Danés oriundo de Alemania.

La visión nocturna de los perros es superior a la humana porque tienen una estructura en el ojo que le permite reflejar la escasa luz existente, y ello mejora su visión. Hoy se sabe incluso que son daltónicos.

Los perros son muy expresivos, particularmente cuando reciben atención humana. Hay más de 100 expresiones faciales estudiadas, las mismas constituyen otra forma de comunicarse con nosotros.

Los perros son originariamente omnívoros, aunque su preferencia sea la carne, pero pueden adaptarse a las diferentes dietas que se les propongan. También, con entrenamiento, pueden a través de su gran olfato detectar olores que demuestren algunas patologías humanas como por ejemplo los niveles alterados de azúcar en sangre, algún tipo de cáncer hasta incluso alertar de convulsiones actuando de este modo como un auxiliar de nuestra salud.

El medio interno de los caninos tiene mucha similitud con nuestro medio interno, y su sistema hormonal produce también Oxitosina (llamada la hormona del amor), la que puede ser liberada en determinadas situaciones, tales como cuando reciben a sus dueños luego de una larga jornada sin ellos, de allí el gran amor que ellos sienten por nosotros.

Los canes tienen su propio reloj biológico, lo que les permite conocer las rutinas de todos los integrantes de la familia, la hora de comer, de pasear, cuando van a llegar sus amos y otras actividades previstas en el día, lo que muchas veces nos provoca un gran asombro.

Existe una raza africana de perro llamada Basenji que no ladra, ya que tiene un cambio de posición de la laringe y de conformación de las cuerdas vocales.

Muchas veces me he preguntado las razones por las que veo en mi consulta labradores con sobrepeso y obesos, lo que me llevó a efectuar algunas investigaciones sobre el tema, y encontré la respuesta en la escasez de una sustancia en su cerebro que regula la saciedad, ante lo cual comen sin límites.

Los perros perciben sus propias emociones y los diferentes estados de ánimo de sus dueños, y son seres que han desarrollado enormemente su inteligencia.




Comentarios