La niña falleció a los dos años producto de los maltratos que recibió. Su padre Miguel Cristo está acusado de haberla maltratado hasta la muerte y su madrastra de no haber hecho nada para impedirlo


Nahiara Luján Cristo es la niña paranaense que falleció a los dos años producto de los maltratos a los que fue sometida durante un largo tiempo. Su padre biológico, Miguel Ángel Cristo, y su madrastra, Yanina Lescano están imputador por el caso y pedirán perpetua para ambos. 

Según informó Elonce, el juicio se desarrollará los días 9, 10, 11,12 y 16 de marzo. En el debate, el fiscal Juan Malvasio, que estuvo al frente de la investigación penal preparatoria, solicitará la prisión perpetua para ambos imputados por el delito de homicidio triplemente calificado por el vínculo, alevosía y ensañamiento. Las audiencias serán por la mañana ante el Tribunal compuesto por los jueces Gervasio Labriola, Alejandro Cánepa, y María Carolina Castagno.

​La situación del padre

La Fiscalía le imputa Cristo haber causado la muerte “a su hija Nahiara Luján, hecho que se concretó el día 7 de febrero de 2019 a las 22,30 aproximadamente, por una falla generalizada de órganos”.

Ángel Cristo, padre de Nahiara.

Para la Fiscalía, este desenlace fue consecuencia de que desde el mes de agosto de 2018, Cristo agredió continuamente a su hija Nahiara Luján, “dispensándole golpes con elementos contundentes y romos, quemaduras con líquidos de altas temperaturas y cigarrillos, todo ello en la totalidad de su cuerpo; además de no alimentarla directamente, motivo por el cual se encontraba en una estado de desnutrición generalizado“.

La situación de la madrastra ​

A Lescano, pareja de Cristo, se la acusa de no realizar ninguna acción entre agosto de 2018 y febrero de 2019 para evitar el deceso de la niña, teniendo la posibilidad y el deber de hacerlo en virtud de la posición de garante en la que se encontraba en función de la convivencia y su rol de madre sustituta a partir de que la niña -víctima- comenzó a vivir en su domicilio junto a ellos”, expresa la Fiscalía y agrega además que la mujer tenía pleno conocimiento de los maltratos que su concubino hacía sobre la niña.

Lescano está detenida junto a Nahir Galarza.

El planteo de la Fiscalía es que en los 200 días que Lescano convivió con Cristo -entre agosto de 2018 y febrero de 2018, cuando se produce la muerte de Nahiara- ocurrieron los hechos que tuvieron el desenlace fatal. “En términos vulgares, Nahiara fue torturada en presencia de Lescano y lo que se le atribuye es no haber hecho nada para salvarle la vida“, dijo el fiscal Santiago Brugo durante la audiencia de remisión a juicio, en septiembre último.

El fiscal Juan Malvasio puso de manifiesto en la audiencia que el deceso de Nahiara no fue “una muerte instantánea, sino que la niña debió padecer entre agosto y hasta febrero las lesiones que a la postre concluyeron con su muerte. La Fiscalía tiene acreditado esto”.

El juicio

Se realizará en marzo a los dos acusados, que se encuentran detenidos con prisión preventiva. El abogado defensor de Cristo es Carlos Antico; y el de Lescano es Patricio Cozzi. Por la parte querellante estará el letrado Eduardo Gerard, quien representará a la abuela materna de la pequeña, Olga Rodríguez.

Según se supo, el defensor Cozzi fue y vino con un argumento: su defendida, Yanina Lescano, no puede ser considerada como imputada por la muerte de Nahiara porque en definitiva era también víctima: cursaba un embarazo de riesgo –su bebé nació el mismo día que murió la niña– y además soportaba violencia de género de parte de Cristo.

“Y acá el Estado, representado por la Fiscalía, le quieren imponer a Lescano el rol de madre sustituta de Nahiara”, observó. “Y si no asume ese rol de madre sustituta, la consideran una mala madre”, agregó.

El abogado defensor se refirió además a lo expuesto por profesionales del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) en el sentido de que una de las tres hijas de Lescano -están ahora bajo la tutela del Estado- habría referido que su mamá le pedía a Cristo que llevara a Nahiara al hospital.




Comentarios