Varisco convocó a los intendentes de Oro Verde, San Benito y Colonia Avellandeda, y a la Dirección de Transporte de la Provincia.


En la mañana del lunes se informó que el conflicto del transporte continúa en la provincia de Entre Ríos, por lo que el Departamento Ejecutivo de la Municipalidad de Paraná se encuentra analizando la posibilidad de declarar el estado de emergencia al transporte público. En base a esto, Sergio Varisco solicitó una reunión con los intendentes de Oro Verde, San Benito y Colonia Avellaneda.

Esto se debe a que la UTE, reclama a la Municipalidad una deuda de aproximadamente 100 millones de pesos, mientras que la comuna la desconoce en gran parte.

No obstante, los empleados también reclaman que el boleto debería costar alrededor de 40 pesos y adelantaron que no podrán pagar a términos los salarios de julio, por lo que podrían derivarse el conflicto en un nuevo paro de colectivos.

Por su parte, Walter Rodandelli, dijo que el gobierno municipal buscará hacer frente al serio descalabro en la prestación del servicio de transporte de pasajeros en la ciudad, pero reclamó la intervención también de la Provincia y del gobierno del presidente Mauricio Macri de modo de restituir las líneas de subsidios que se quitaron.

En el marco de la decisión que tomó Varisco de solicitar la intervención de otros intendentes de la provincia, él mismo aseguró: “La solución pasará por reconsiderar los fondos que se les envía a todas las ciudades, especialmente a Paraná”, fue por eso que se reunió con los intendentes de los municipios como Oro Verde, Colonia Avellaneda, Sauce Montrull, San Benito, “que también están afectados por este sistema”.

Analizan la posibilidad de declarar la emergencia del transporte en Paraná

Y , en su defensa, el funcionario agregó: “El municipio cumplió con todos los requisitos, y salvo la ciudad y la provincia de Buenos Aires que mantuvo subsidios, está en crisis en todo el sistema porque pasamos de una situación que venía de un gobierno nacional con mucha plata en subsidios, y a partir del 1 de enero de 2019 la quita total. Esto ha puesto en crisis a todo el sistema en todo el país”, recalcó.

Esta es una situación de crisis nacional que en el caso del transporte, tiene su particularidad porque se quitaron todos los subsidios. Pero en nuestro caso, mantuvimos la concesión, orgullosos de todos los beneficios sociales que da el municipio, la Tarjeta SUBE y el boleto más barato del país”, recalcó el mandatario municipal. Y en ese sentido, acotó: “El municipio subsidió el sistema el último mes en unos 12 millones de pesos, pero son recursos que debemos recuperar”. Fuente: Ahora.




Comentarios