Teniendo en cuenta el incremento de los combustibles de la petrolera más los impuestos del Gobierno, en un promedio de 5 meses, la suba es de un 28, 1 % lo que es está por debajo de la pauta inflacionaria prevista en el Presupuesto 2021, que es del 29 %

Playero de una surtidora de YPFEl Territorio

De acuerdo al relevamiento hecho por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos e Argentina (CECHA) informa que en algunos surtidores de Buenos Aires, con este aumento, la suba alcanzará un 34, 5% en lo que va del año.

En enero IPF ajustó sus combustibles un 6,5% debido al componente impositivo y del alza en el costo biodiesel y del etanol, dispuestos por el Gobierno Nacional, en el caso de la súper ese mes se encareció en la capital Argentina un 7,1 %.

En febrero hubo otras dos aumentos de la nafta en el área metropolitana del 2,2% (el promedio país fue menor: 1%) ya que se trasladó al valor en el surtidor la suba del costo de los biocombustibles, mientras. En marzo, abril y mayo se aplicaron aumentos del 6% cada uno, en promedio, por un 15% propio de la petrolera y un 3% que responde al componente impositivo.

El presidente de YPF, Pablo González, explicó que con el incremento del sábado, en promedio, “la nafta va a aumentar este año menos que la inflación, un 28,1%” y resaltó que se trata “del compromiso que hemos asumido”.

”Si trasladamos el precio del crudo actual al surtidor, los argentinos estarían pagando $130 el litro de nafta”, ejemplificó.

Dijo que el valor actual de los combustibles responde a un barril del petróleo internacional a 55 dólares cuando en la actualidad cotiza a 69 dólares. La diferencia la absorben las petroleras y el Estado, pero es el monto que acordaron para “garantizar inversiones y poder producir en el país sin aumentar las importaciones”

“Los aumentos de combustibles no fueron a inversión”

El presidente de YPF dijo que La nafta aumentó en estos cuatros años un 31%, 32%, 69% y 44%, pero lo más grave es que se cayó la producción y la inversión”, Añadió también que “Al tener una política que no está basada en la producción, lo que perdés es a la gente, los puestos de trabajo

Aún así, Gonzales asegura que YPF no aplicará ningún otro aumento de precio, propio de la petrolera, en lo que resta del año pero eso no quiere decir que no haya más alzas producto del impuesto a los combustibles, que cobra el Gobierno cada 3 meses y se ajusta por inflación.

Todo dependerá de si Nación suspende la aplicación del tributo, y que haya o no nuevos retoques en los surtidores este año.