Durante la mañana del lunes, en la Comisaría Local se radicó una denuncia por un hombre de 49 años, quien relató que esa mañana tres personas ingresaron a la vivienda de sus padres de 75 y 64 años, los agredieron, maniataron y sustrajeron varios elementos.

Según contaba el denunciante, los sospechosos sorprendieron a su padre e ingresaron a la casa exigiendo dinero y así se robaron una importante suma de 3.500 dólares. Y antes de abandonar la vivienda, encerraron a la pareja en el baño y se llevaron una escopeta, una garrafa de 10 kilogramos y un teléfono celular.

Luego del robo, la pareja de ancianos fue asistida en el Hospital Samic de Oberá con golpes y excoriaciones en diferentes partes del cuerpo, aunque las heridas más notorias fueron en la cabeza y el rostro.

Luego de la denuncia, la Comisaría local y los investigadores de la Unidad Regional II, comenzaron con la investigación que logró la detención de una mujer que estaría presuntamente involucrada en el ilícito.

Sin embargo, las investigaciones continúan para dar con los demás implicados y esclarecer totalmente el crimen.

En la causa interviene el Juzgado de Instrucción Uno.