En la localidad de El Alcázar una madre denunció que en un Caps de dicha localidad le negaron la leche para su hijo de un año y 11 meses por no haberse vacunado contra el Covid-19, sin embargo, desde la institución sanitaria desmintieron las acusaciones.

La mujer identificada como Eugenia Cuba de 43 años relató en su denuncia “La secretaria de salud que me atendió pesó a mi bebé, comenzó a completar una planilla y me preguntó si me vacuné contra el Covid-19 y le dije que no, entonces me dijo que si no tenía la vacuna no podía entregarme la leche”

Además apuntó contra el médico Víctor Valenzuela, a cargo del Caps “Aún no pude hablar con el médico, siendo pediatra sabe la necesidad de los chicos de tener su vaso de leche todos los días. A parte no tienen nada que ver los chicos si los padres decidimos no vacunarnos”.

Sin embargo, el médico Valenzuela, jefe del Caps de El Alcázar, negó haber dado esa orden “De ninguna manera eso es cierto, desconozco esa acusación. Nosotros entregamos la leche según corresponda por las directivas emanadas del Ministerio de Salud Pública, que no tiene nada que ver con la vacunación que estamos llevando a cabo con mucho esfuerzo contra el Covid-19”.

También aclaró que “Sé que hay resistencia de algunas personas a la aplicación de las vacunas y estamos luchando día a día por mejorar y prevenir la enfermedad en nuestro pueblo, algunas personas lamentablemente ocupan esta situación para beneficios políticos”.

El médico afirmó que quedó muy preocupado al enterarse de la denuncia, y expresó que “estos dichos que no son ciertos y hasta el momento nadie se comunicó conmigo sobre ese tema. Soy pediatra y sé de la importancia de la leche para los niños y todos los días se está entregando a los beneficiarios, nada tiene que ver si sus padres están vacunados o no contra el Covid-19”.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación y el Programa Ampliado de Inmunizaciones en Argentina la vacunación contra el coronavirus no es obligatoria pero se aboga por “construir y fomentar la aceptación y confianza en la vacunación como una estrategia de salud pública solidaria, equitativa y beneficiosa para el bienestar y la salud de las personas y de la población”

La campaña de vacunación está basada en evidencia científica contundente y que salvó millones de vidas en el mundo como medida primaria de prevención. Así es que, en Argentina, la mayor parte de la población comprende los beneficios individuales y colectivos de la vacunación y la acepta voluntariamente”

Sin embargo desde la institución niegan rotundamente la obstaculización de otro derecho fundamental para los niños como una estrategia de vacunación.

Fuente: El Territorio