La comunidad Tecoy’má, ubicada en la Biósfera Yabotí vivió una triste situación cuando el coche fúnebre, que trasladaba el cuerpo de la esposa del cacique, se negó a entrar a la aldea por el barro, aún cuando habían sido pagados por este trabajo.

Por ello integrantes de la aldea tuvieron que llevar el féretro sobre una motocicleta en una zona de monte.

La Policía de Misiones realizó averiguaciones con el viceintendente de la localidad de El Soberbio, y constató que la mujer falleció en el hospital SAMIC de Oberá por complicaciones de salud.

Por esto, a través del municipio contrataron una empresa funeraria para el traslado del cuerpo hasta la aldea, pero a pesar de haber recibido el pago para dicha labor, los empleados de la funeraria no llevaron el ataúd hasta el destino acordado.

Un vecino ayudó con el traslado.Misiones Online

Los empleados de la funeraria alegaron que las calles de tierra eran intransitables con el vehículo que disponían a causa de las intensas lluvias. No obstante, dejaron el féretro en una aldea vecina.

Los integrantes de la Aldea Tecoy’má decidieron trasladar el ataúd por sus propios medios. Dicha situación fue observada por un vecino que pasaba por el lugar y ayudó a los integrantes de la comunidad mbya con el traslado.

Cuando se enteraron en el municipio de lo que había sucedido, a través del Director Municipal de Asuntos Guaraníes Agapito Castillo, gestionaron un vehículo acorde a las condiciones del terreno, para que realice el traslado, pero fueron informados que el cuerpo ya había sido trasladado por un vecino de la zona.

La policía no recibió ningún tipo de denuncia ante el hecho.