Luego de permanecer prófugo por una semana, el principal sospechoso del asesinato de Analía Torres en la ciudad de Oberá, se presentó ante el juez Pedro Benito Piriz en declaración indagatoria, donde guardó silencio y fue imputado provisoriamente por el delito de “femicidio”.

Se trata de Alejandro M. de 21 años, el cual fue detenido el pasado viernes 3 de diciembre en Puerto Rosario, a varios kilómetros de la Localidad de Oberá, en el momento en el que joven se encontraba en la casa de su madre.

Si bien, haciendo uso de su derecho de guardar silencia, sin que ello presuma su culpabilidad, fue imputado formalmente por el delito de homicidio agravado por mediar violencia de género, es decir femicidio.

Analía Pamela Torres (22) fue hallada sin vida el pasado sábado 27 de noviembre en un departamento que alquilaba sobre la calle Concordia del barrio Tres Esquinas de Oberá.

El hecho se conoció tras un llamado telefónico al Centro Integral de Operaciones 911, quien alertó que en ese lugar presuntamente se hallaba una persona sin signos vitales.

El principal sospechoso del femicidio de Analía Torres en Oberá se negó a declarar. Foto: Cristian Valdez

Una vez en el sitio, el personal de la comisaría segunda se encontró con un candado en la entrada al inquilinato y por ello, con orden del Juzgado de Instrucción 1 de Oberá, logró ingresar y halló el cuerpo de la mujer en avanzado estado de descomposición.

La data de su muerte, es de tres a cuatro días del hallazgo del cadáver. Se cree que la joven fue asesinada entre la noche del miércoles 24 y madrugada del jueves 25 de noviembre.

Testigos aseguran que Alejandro Márquez convivía con la joven en el inquilinato y que, luego del hecho, se habría dado a la fuga.

Luego de varios días de intensa búsqueda tanto en la provincia de Misiones como en pueblos cercanos a la frontera con Brasil, fue detenido en Puerto Rosario el principal y único sospechoso del asesinato de Analía Torres, la joven madre de 22 años.