El detenido tiene 21 años y es el principal sospechoso del femicidio de Analía Pamela Torres. A pesar del avance en la causa, la autopsia aún no ha podido determinar la causa de su muerte y no se descartan varias hipótesis del móvil del hecho.

Debido al avanzado estado de descomposición del cadáver, no se pudo determinar la causa de la muerte de la jóven quien era madre de una niña de 5 años. Su cuerpo fue hallado en la precaria habitación que alquilaba luego de varios días de su deceso, con la puerta cerrada con un candado desde afuera y su novio ahora detenido tenía la llave.

Según las primeras averiguaciones, habrían entrado juntos al departamento el día que la joven fue asesinada. De esta manera, el concubino de la víctima se convirtió en el único sospechoso en la mira central de los investigadores. Por este motivo, la Justicia ordenó su detención, que se concretó en el municipio de San Javier a casi una semana del hallazgo del cadáver.

En el marco de los Operativos de Seguridad Ciudadana que se llevan adelante en todo el territorio provincial, en la tarde del viernes pasado, integrantes de la División Delitos Rurales de la Unidad Regional II capturaron en Puerto Rosario al sospechoso.

Departamento en que fue hallada Analía Pamela Torres el pasado 27 de noviembre.

El cuerpo de la joven fue hallado el sábado 27 de noviembre en un departamento ubicado en la calle Concordia, ya en un avanzado estado de descomposición. Desde ese momento, investigadores de la Policía de Misiones realizaron un sinfín de averiguaciones para esclarecer el hecho y detener al implicado.

Así fue que se estableció que Analía Pamela Torres convivía con su pareja, el principal sospechoso, quien se había ausentado del inmueble luego de conocerse el hecho.

Finalmente, tras arduos rastreos, se supo que el sospechoso se refugió y estuvo escondido en el domicilio de su madre en Puerto Rosario. Por estas horas se encuentra alojado en una celda a disposición del Juzgado de Instrucción 1 de Oberá.

Fuente: Misiones Online