En horas de la tarde de la jornada de ayer en Colonia Ombú, efectivos de la Comisaría de Garuhapé, secuestraron una rastra de arado con 12 discos, el cual había sido sustraído de su domicilio a un colono en el barrio Bongers en el mes de septiembre del año pasado.

Las averiguaciones iniciaron luego de la denuncia del damnificado, un hombre de 49, quien relató la sustracción de la máquina como así también otros artefactos agrícolas. Asimismo, manifestó haber observado los discos en la propiedad de un vecino de la zona de Garuhapé.

Ante esto, una comisión policial se dirigió hasta la colonia en mención, donde tras dialogar con el dueño del lugar, este alegó que la maquinaria le fue prestada por un conocido. Es por ello que, los uniformados incautaron la máquina, y posteriormente será entregado a su propietario al concluir los trámites de rigor.

Efectivos policiales recuperaron un arado en Garuhapé.