El pasado jueves 23 de septiembre a la noche en la ruta provincial 13 de San Vicente, agentes policiales llevaban a cabo un control policial cuando retuvieron a un camión de soja, sin embargo la situación se descontroló y terminó con policías demorados por intento de soborno.

El juez de Instrucción 3, Gerardo Casco ordenó que cinco efectivos policiales fueran relevados del procedimiento y demorados, incluida la Jefa de la seccional segunda, que no estaba allí, pero cuando llegó al lugar, fue notificada de su arresto.

Tras la polémica en el control policial, los efectivos de la comisaría Seccional Segunda de Unidad Regional VIII presentaron una denuncia ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Misiones, contra el Juez Gerardo Casco, por “abuso de autoridad y maltrato permanente”.

El magistrado ordenó el traslado de los efectivos  hasta la comisaría, donde se les retuvieron las armas reglamentarias y quedaron en calidad de demorados. Paso seguido el chofer del camión Scania y el propietario de la carga de soja, formalizaron la denuncia en contra de los policías.

Consultada la Agencia Tributaria Misiones, se habría determinado que la documentación del transporte de carga estaba en regla, por lo que el rodado de gran porte fue liberado y prosiguió con su recorrido, con destino El Soberbio. Los policías luego fueron liberados.

Denunciaron al juez Gerardo Casco de San Vicente por “abuso de autoridad y maltrato permanente”

En la mañana de ayer, los policías involucrados viajaron a Posadas y formalizaron la denuncia contra el juez Casco, ante las oficinas del Jurado de Enjuiciamiento de la Provincia, “basado en los hechos acaecidos el pasado 23/09/21 en circunstancias que se realizaba un control vehicular por Ruta Prov. 13, altura Km. 48 de San Vicente, operativo que por orden superior debía realizarse en el horario de 21:00 a 23:00 horas”.

Primeramente, los efectivos se reunieron con el Procurador General de la Provincia, Miguel Ángel Piñero, donde les sugieren hacer la denuncia ante el Fiscal de San Vicente por razones de jurisdicción territorial, pero los efectivos ya tenían tomada la decisión de hacerlo en el Palacio de Justicia en Posadas.

Los policías dicen contar con archivos digitales (videos, audios, chat) de interés en la causa.

En dicha denuncia se pronuncian en contra del Juez de Instrucción Penal de la Localidad de San Vicente, de la Quinta Circunscripción Judicial, Gerardo Casco, por lo que consideran, “el incorrecto y abusivo uso de sus atribuciones y poder, como así su maltrato permanente”.

Piden que se lo “investigue seriamente su conducta; por estos hechos directamente vinculados, por un lado, con el abuso de autoridad y configurativos de violencia y/o maltrato en sus distintas formas y de los que resultaran víctimas directas auxiliares de la administración de justicia”.

Consideran que el magistrado denunciado, “estuvo signado por el ejercicio claramente caprichoso y autoritario, -tanto en lo jerárquico como en lo funcional-, así como por el maltrato (ninguneo o indicaciones caprichosas, descalificaciones, veladas amenazas de represalias -entre otras manifestaciones-) al que, de una u otra forma, fueran sometidos los funcionarios policiales y que están plasmados en audios y testigos que se aportarán como elemento probatorio de lo denunciado, y por el grave hecho de haber sido detenidos 5 policías sin motivo y en circunstancias que hacían su trabajo”.