La falta de lluvias en la zona ocasionó una bajante importante en el río Uruguay, mientras que la localidad de Panambí se apresta para rehabilitar los atractivos turísticos para recibir visitantes de Misiones.

"El río Uruguay tiene una bajante notoria con valores similares a febrero- marzo, donde hubo una bajante histórica. En sectores rurales están muy complicados, la sequía se nota, estamos trabajando con bebederos de animales en algunas zonas que ya no tienen. Algunas zonas poseen un reservorio de agua que aún persiste, pero en otros lugares tenemos que distribuir con el camión municipal", señaló el intendente Rosendo Fuchs en Meridiano 55.

En ese sentido, el alcalde informó que le pidieron al gobierno de la provincia ayuda para perforar un pozo en la zona de la ruta costera 2 para llevar agua potable a unas 40 familias.

“También en el km 17 casi puerto Panambi, nosotros llevamos agua de lunes a sábado y no damos abasto, son unos 5 mil lts por viaje y se hacen unos 10 viajes por día”, describió.