Un niño que se perdió y no sabía cómo regresar a su casa, fue puesto a resguardo por efectivos de la Policía de Misiones, quienes posteriormente lo trasladaron hasta su domicilio.

El episodio se registró a las 18 del lunes, en la zona del Kilómetro 8, de Oberá. Allí efectivos del Comando Radioeléctrico Centro, resguardaron y trasladaron a un menor de 12 años hasta su domicilio en el barrio San Miguel, quien deambulaba solo y desorientado frente a un supermercado de la zona.

Fue a través de una llamada telefónica que alertaron a la policía que el niño se encontraba llorando en el sitio. De inmediato acudieron al lugar allí el menor relató que llegó junto a un grupo de amigos, quienes se retiraron sin él y no sabía cómo regresar a su domicilio.

Los uniformados lo trasladaron hasta su vivienda donde fue entregado a sus familiares para guarda y cuidado.