A pedido del Ejecutivo municipal, la cartera provincial intervino. Los empleados reclaman un aumento salarial.


El ministerio de Trabajo de Misiones le notificó a la municipalidad de Oberá que dictó la conciliación obligatoria, en el marco del conflicto que mantiene con los empleados que reclaman mejoras salariales.

“Hay una medida de no innovar que implica que los gremios y el personal deben acatar la medida y en consecuencia una vez notificados deberían levantar la medida de fuerza”, dijo Matías Frick, el director de Asuntos Jurídicos de comuna en Meridiano 55.

Ahora los trabajadores deberán retomar sus tareas mientras los representantes gremiales continúan con las negociaciones. Una de las mayores preocupaciones de los vecinos era la acumulación de los residuos domiciliarios desde el viernes.

Este miércoles habrá una asamblea donde los trabajadores definirán el destino de la protesta y si acatan la medida provincial.




Comentarios