Unos 50 chicos de familias humildes de la zona disfrutaron la jornada.


En la jornada de este jueves, el Gabinete Interdisciplinario de la Policía Comunitaria de Oberá, respetando el protocolo sanitario vigente por Covid-19, otra vez dijo presente, llevando alegría, juguetes y una merienda a más de 50 chicos de familias humildes.

Esta noble tarea, que realizan semanalmente personal de esa División, junto a la Unidad Regional II y a la Catedral San Antonio, se desarrolló en el barrio de Villa Svea de esta ciudad. Allí se sirvió una chocolatada y galletitas para las distintas familias, además de entregar prendas de vestir y calzados donados en las cruzadas solidarias, como así cambien juguetes para los más pequeños.

Los vecinos agradecieron el gesto institucional, que sirve para afianzar los lazos entre los uniformados y la comunidad.




Comentarios