Los vecinos de la zona de Colonia Paraíso, en la localidad de Campo Ramón, solicitan el cambio o arreglo de la bomba de agua potable del lugar. Esto se debe a que las últimas tormentas fuertes causaron daños en las instalaciones, produciendo irregularidades en el servicio.

Las descargas eléctricas afectaron al tablero electrónico automático y lo dejaron inutilizable, por lo que la bomba no funciona de manera adecuada. El intendente del municipio, José Márquez Da Silva, se comunicó con el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento IMAS, quienes destinaron técnicos a diagnosticar la situación.

De esta manera, se llevará a cabo la instalación de un nuevo tablero y el reemplazo de la bomba dañada. Esta red suministra agua potable a alrededor de 45 familias que se ubican en la zona lindante a la Escuela 587, y que esperan una rápida solución del problema.