A pesar de la pandemia y el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, la cifra se mantiene igual que el 2019.


La Dirección de Inspección General de Desarrollo Urbano de la ciudad de Oberá, indicó que, a esta altura del año, la construcción se mantuvo en el municipio, a pesar de la pandemia. “Tuvimos hasta acá una presentación -en términos de metros cuadrados- similar al año pasado, con un promedio de 350 permisos de construcción”, explicó Manolo Marín a cargo del área.

El año pasado, las construcciones han sido principalmente de viviendas: 165 permisos de construcción, 56 viviendas en departamentos, 49 locales comerciales, 25 tinglados, lo cual incluye construcción y regularización.

Marín además aclaró que las ampliaciones de casas de Iprodha también deben ser declaradas “porque si hubiera algún siniestro y eso no esté declarado es clandestino”, aclaró. Además, apuntó a que “la idea es que podamos inspeccionar no para multar sino para organizar la ciudad, para regularizar y ver que todo esté bien” indicó a Meridiano 55.

También señaló que es importante a la hora de construir saber cuál es la zona residencial de baja densidad o alta, industrial y/o comercial para conocer las características y requisitos que debe tener o cumplir.




Comentarios