Una familia de productores yerbateros fue víctima de una estafa telefónica en la que se les sustrajo alrededor de medio millón de pesos. La denuncia fue realizada en la Comisaría local del municipio de San Vicente.

Según la joven de 23 años que llevó a cabo la denuncia, habría recibido una llamada telefónica en la que un sujeto se hizo pasar por un trabajdor del ANSES, y le solicitó los datos de una tarjeta de débito para el supuesto depósito de 20 mil pesos en concepto del Ingreso Familiar de Emergencia. La mujer de Colonia Chafariz le facilitó los datos de la tarjeta de su padre, de la que se realizó la extracción.

Luego se dirigieron a un cajero automático, en donde constataron que había un faltante en la tarjeta de $455.078, provenientes de la producción familiar de yerba mate. La causa quedó a disposición del Juzgado de Instrucción N° 3 de San Vicente, que ordenó de inmediato llevar adelante las averiguaciones necesarias para dar con el dinero y el o los autores.