Cada delegación barrial se encargará recorrer las casas y de avisar a los vecinos con dos días de antelación.


El municipio de Oberá comenzó a una nueva metodología de trabajo con el inicio de temporada de poda. Cada delegación se encarga recorrer las casas y se le avisa al vecino con dos días de antelación, que se realizará el operativo de limpieza, eliminación de residuos voluminosos, fumigación y retiro de poda.

Esta semana, los operativos se realizarán en los barrios San Lucas, San Onofre II y 170 viviendas Ducom, San Onofre I, San Marcos y San Lorenzo A y B perteneciente a la Delegación de las Dolores Norte.

Este es un trabajo articulado entre la Dirección General de Delegaciones, Servicios y Obras Públicas municipal.




Comentarios