El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, anunció al sector productivo que la semana próxima se cerrarán los ajustes necesarios para comenzar la instalación de una planta elaboradora de alimentos y una secadora de granos ubicadas en la zona de Colonia Aurora y Colonia Delicia.

En el marco de la apertura de la 16° edición de la Fiesta del Ananá, el gobernador Oscar Herrera Ahuad anunció el pasado sábado 22 al sector productivo que la semana próxima se cerrarán los ajustes necesarios para comenzar la instalación de una planta elaboradora de alimentos y una secadora de granos ubicadas en la zona de Colonia Aurora y Colonia Delicia.

Brindarán solución a un reclamo de mucho tiempo para centralizar el trabajo de todos los productores de la región, "de todos" remarcó el Gobernador, enfatizando que será "pura y efectivamente para los productores, no de uno ni de dos, va a ser de todos los productores de la región", remarcando que la centralización de la tarea será una gran ventaja "para que no tengan que ir a otros lugares a secar los granos, eso aumenta el valor productivo y generará mayores ganancias para la cuenca productiva." En el mismo escenario y ante la mirada atenta de los productores presentes, Herrera Ahuad anunció que instruyó a la ministra de Agricultura Familiar "para que toda la producción que se pueda comprar de ananá desde la provincia se valorice y en primer lugar se llegue a los alumnos de jornada completa desde el inicio de clases, previsto para el próximo 9 de marzo, con un plato de ananá de la región y darles así un marco a los productores".

Al mismo tiempo propuso que “en el marco productivo se trabaje en agregar valor con el envasado, con el enlatado del ananá para poder salir a otros lugares de la Argentina con nuestra producción”, en alusión a la necesidad de abrir así nuevos mercados.

El Gobernador hizo referencia también a otros compromisos que se van cumpliendo, y se refirió a la decisión de fortalecer la línea productiva “a través del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI), con una tasa subsidiada para los productores y un año de gracia para la devolución del capital, siempre que se trate de proyectos productivos que sean sustentables por la naturaleza en esta región.