Sucedió en San Javier. El joven llegó a su vivienda con diversos objetos, justificando que les fueron entregados como parte de pago. Pero la mujer no le creyó.


Este domingo se dio a conocer en San Javier una historia que asombró a muchos. Un joven de 23 años llegó a su casa con varios objetos, justificando ante su madre que los mismos les fueron entregados como parte de pago de un trabajo.

No se sabe si fue una corazonada o si el joven ya habia cometido hurtos con anterioridad, pero la mujer no le creyó y llamó a la policia.

Antes de la llegada de los uniformados, el joven logró huir de la vivienda. Allí se realizaron las indagaciones correspondientes y se descubrió que todos los elementos habian sido robados, durante unas horas antes, a un vecino identificado como Claudio D.R.

Entre los mismos se encontraban una bicicleta infantil color roja y tres cañas de pescar. Tras su identificacion fueron secuestrados y devueltos a su propietario.

Cabe destacar la actitud de esta madre, que dejó de lado su actitud protectora y decidió denunciar al joven, dando muestras así de los buenos valores de los cuales es portadora. 

Robo en San Javier.




Comentarios