Siguen trabajando intensamente en la zona de Aluminé para controlar un incendio que ya arrazó con más de 1.300 herctáreas. El clima no ayuda, el viento durante la jornada del martes avivió las llamas que consumen el bosque e impidió que los helicópteros puedan trabajar.

El fueo no da tregua: el intendente Gabriel Alamo, confirmó a LMNeuquén que en total había tres focos. Dos estaban en Quillén y Ruca Chori; y el tercero se inició el martes pero miembros de la localidad mapuche lograron contenerlo y apagarlo.

El incendio forestal en la zona de Aluminé fue desatado por un rayo. Foto: Subsecretaria de Defensa Civil

“Fue a la altura de un mallín que los vecinos de la comunidad mapuche lograron apagar y contener rápidamente, con ayuda de bomberos que acudieron al lugar”, detalló el Intendente de Aluminé, que además detalló que el incendio que más preocupa es el de Quillén ya que no logran contenerlo.

Al mismo tiempo, contó que “siguen trabajando 150 personas entre las que hay brigadistas, personal de manejo del fuego, brigadistas de Corfone y gente del plan nacional de Manejo del Fuego”.

Cómo se inició el incendio en Aluminé y que zona está siendo devastada por el fuego

Vale recordar, que en esta oportunidad, este fue el quinto incendio que produjo una tormenta eléctrica que cayó en la zona días atrás.

Desde la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente, detallaron que el incendio se propaga en Campo de Corfone lo hace sobre 4.000 herctáreas de vegetación. De estas 900 son de forestación implantada, es decir que se habían plantado luego de otro incendio, y 3.100 son nativas.