Este domingo ingresó a la guardia del hospital Heller de Neuquén un niño de cinco años por un cuadro de intoxicación con cocaína. Si bien su estado siempre fue estable y su evolución favorable, aún sigue hospitalizado.

La jueza de Familia, Fabiana Vasvari, impuso una restricción de acercamiento de una semana a los padres del nene, quien quedó con cuidadores en el hospital. Se habría tratado de una ingesta de droga aislada. Por el momento, se está realizando la investigación y se espera que la semana que viene haya alguna resolución sobre el futuro del nene.

La defensora de los Derechos del Niño y Adolescente, Mónica Palomba, le comunicó al medio “Río Negro” que “está la cautelar por siete días todavía vigente” y que se informará más adelante “si se toma una medida judicial respecto al niño y cómo vamos a seguir luego de la internación, pero todavía no tenemos los elementos para dar la información”.

Desde el hospital informaron que el nene “está perfecto” aunque sigue hospitalizado. Palomba señaló que se debe a que “tiene que estar en el hospital por un control, de cómo prospera, tienen que evaluar un montón de cosas los médicos”.