Hasta hoy las exportaciones resultaban más complejas desde el aspecto sanitario y debían realizarse a través de Hong Kong como primer punto de destino.


La Argentina envió oficialmente este martes su primer embarque de cerezas a China después de que ambos países firmaran el 3 de diciembre pasado el protocolo fitosanitario que agiliza la comercialización de fruta fina al mercado oriental de manera directa.

Hasta hoy las exportaciones resultaban más complejas desde el aspecto sanitario y debían realizarse a través de Hong Kong como primer punto de destino.

El embarque, con ocho contenedores con 160 toneladas de la cerezas, salió desde Alto Valle de Río Negro y Neuquén para ser entregado en los próximos días en el puerto chileno de Valparaíso y de allí seguirán en barco hasta el país oriental.

“Esto es fortalecer la diversificación de la matriz económica y productiva en la provincia”, indicó el gobernador Omar Gutiérrez en el acto que tuvo lugar en la ciudad de Neuquén y del que participó una comitiva comitiva de China, integrada por los funcionarios Huang Qinglin y Ou Wentao.

La producción nacional de esta fruta fina supera las 13.000 toneladas de las cuales 5.500 son para exportación, según cifras de la industria.






Comentarios