El joven no pasó el análisis de rutina que realizan en la fuerza.


Las autoridades policiales se llevaron una gran sorpresa al revisar los chequeos de rutina a los que son sometidos sus jóvenes aspirantes.

Un joven, con sueños de ingresar a la Policía, no pasó un análisis médico de rutina porque hallaron que había consumido cocaína y automáticamente fue dado de baja.

El comisario general Esteban Poblet reconoció la situación, y si bien dejo en claro que no es frecuente este tipo de hallazgo, prometieron estar atentos para que esto no vuelva a pasar.

Policía de Neuquén

Poblet dijo, en declaraciones a LU5, que normalmente “los cadetes son sometidos a análisis de sangre de rutina para verificar que no hayan consumido estupefacientes”.

La Policía tiene actualmente dos escuelas. Una es la Escuela de Cadetes y la otra de Capacitación Penitenciaria, en ambas instituciones hay controles permanentemente a los aspirantes.

“En este caso el protocolo que ya está implementado en todos los institutos es la baja del cadete de la escuela, previo a hacer los trámites de rigor que tienen que ver con la cuestión médica”, describió Poblet, quien reafirmó que al detectar “cocaína en sangre fue motivo suficiente para disponer la baja del cadete”.

Policía de Neuquén

En la actualidad la Escuela donde se forman los oficiales de la Policía cuenta con 134 cadetes aspirantes de 1° y 2° y en Plaza Huincul hay otros 259 cadetes aspirantes en la escuela de Capacitación Penitenciaria.

Además agregó que en el caso de las mujeres les realizan el análisis toxicológico y un test de embarazo.

Para cerrar aseguró “Desde el área de dirección de personal se realiza asesoramiento permanente por el consumo de drogas y sus consecuencias”.


En esta nota:

Sociedad policia Drogas


Comentarios