El primer colector será instalado en el merendero y comedor Los Espartanos. Desde el comedor instaron a los vecinos a recolectar botellas, latas y cajas tetra brick.


La arquitecta neuquina, Milena Fernández Oddo de 29 años, impulsó un proyecto para ayudar a que las familias de Neuquén puedan tener agua caliente mediante la construcción de “colectores solares” que son fabricados con latas, botellas plásticas y cajas tetra brick.

El armado del colector que construyó Milena junto a otros tres colegas será instalado en el merendero y comedor Los Espartanos. El dispositivo está construido con materiales reciclados para aprovechar la energía solar y lograr calentar el agua.

Una arquitecta neuquina fabrica termotanques solares con material reciclado (Foto: LMN)

La joven se enteró de la iniciativa fundada por el rionegrino Pablo Castaño quien se forma parte de una ONG llamada “Renovando Energías”, quien construye dispositivos para ayudar a las familias más necesitadas que no cuentan con agua caliente. A raíz de esto la joven decidió aplicarla en Neuquén.

“Hay muchísimas familias que no pueden acceder al servicio de agua caliente, así que está pensado para que sea autoconstruido a partir de materiales reciclado y que puedan tener acceso a litros limitados de agua caliente todos los días”, puntualizó Milena al sitio LM Neuquén.

En este sentido, manifestó que “siempre trato de ver cómo incorporar arquitectura más sustentable y más amigable con el ambiente”. “Me interesa muchísimo la sustentabilidad, siempre trato de estar investigando qué se puede hacer con lo que hacemos. El tratamiento de residuos es súper importante y no tenemos políticas de Estado que se estén ocupando del tema”, señaló la arquitecta.

Una arquitecta neuquina fabrica termotanques solares con material reciclado (Foto: LMN)

Por su parte, Jorge, uno de los referentes del merendero Los Espartanos, detalló “acá tenemos agua fría nada más, no existe el agua caliente. Para bañarnos calentamos ollas e improvisamos, o el que tiene un familiar cerca, va, se baña y después vuelve”, explicó.

“La idea es instalar el primero acá y, a raíz de eso, que cada familia al verlo se entusiasme y tenga en su casa su propio colector. Por eso, ya los incentivé a que vayan reciclando botellas plásticas, latitas de cerveza, y cartones de leche”, indicó Jorge.




Comentarios