Stella Maris Carrá trabaja en el Hospital Piñero y hace 175 días que pide volver a Buenos Aires con su marido.


Hace 175 días que Stella Maris Carrá y su marido están varados en San Martín de los Andes por la cuarentena para prevenir la extensión del coronavirus y todavía no pueden volver a Buenos Aires. Debido a los problemas de salud del hombre, la pareja no puede regresar vía terrestre y piden alguna ayuda a las autoridades.

Estamos sin trabajar y pagando el alojamiento desde hace más de cinco meses, comprando ropa de abrigo como camperas, bufandas, botas, gorros, sweaters de lana, medias entre otras cosas para soportar el clima y las nevadas ya que solo teníamos ropa de verano. Más allá de todos los demás gastos necesarios por no estar en nuestra casa“, escribió la médica que se desempeña en el Hospital Piñero en Buenos Aires en una carta dirigida a “Alberto Fernández y a sus ministros”.

La carta fue enviada a Vía País para poder lograr difusión y encontrar una solución que pueda ayudar a la familia.

Stella Maris Carrá, la médica varada en San Martín de los Andes con su marido (Fotos: Facebook)

“Cuando el dueño se dio cuenta que nos volvieron a suspender el vuelo, volvió a bajarnos el precio. Venimos pagando 30 mil pesos desde que nos quedamos varados. Ya en septiembre van a ser 180 mil pesos gastados en alquiler”, contó Stella a Infobae.

“Nuestra fecha de regreso estaba prevista para el 21 de marzo. Nos enteramos de la cuarentena y fuimos a Aerolíneas Argentinas inmediatamente pero nos dijeron que no había más lugares disponibles para regresar el día anterior“, continúa el testimonio.

El motivo por el cual solicita transporte aéreo es que su esposo tiene problemas de salud y no puede permanecer mucho tiempo viajando sentado. “Desde ya que no podemos regresar en otro medio de transporte por problemas de salud con certificado de discapacidad”, aclara Carrá en su carta.

Stella Maris Carrá, la médica varada en San Martín de los Andes (Fotos: Facebook)

“Somos adultos mayores, con problemas de salud, sin ningún control y sin poder continuar con nuestros tratamientos específicos desde hace cinco meses y medio”, manifiesta la médica y sostiene que “hay que sumarle lo emocional, lejos de la familia, que ustedes no han tenido en cuenta para nada”.

“​Usted es nuestro presidente, no es nuestro padre. Somos adultos para cuidarnos solos y a los más pequeños los cuidan sus papás. El que no quiera cuidarse no lo hará por más que usted se lo exija. Los resultado están a la vista!!”, reprochó la médica.

Y además relató lo que le tocó vivir por la pandemia: “Yo perdí a mi mejor amiga en medio de esta pandemia y no murió por Covid. Estuvo internada cinco semanas en terapia intensiva y ni su esposo ni sus hijos pudieron siquiera tomarla de la mano en sus últimos días. Si hubiera sido un funcionario del gobierno que hubiera tenido que despedir a su hijo o a su esposa en sus últimas horas seguro que lo hubiera podido hacer”.

Stella Maris Carrá, la médica varada en San Martín de los Andes (Fotos: Facebook)

Y finaliza el escrito pidiendo ayuda a las autoridades: ” Espero Sr. Presidente que sepa escuchar a todos los argentinos y no solo a un sector. Espero que no se deje llevar por nadie y sepa escuchar al pueblo en su totalidad.”

La carta completa:

Al Señor Presidente de la Nación, Alberto Fernández y a sus ministros quiero informarles que estamos varados en San Martin de los Andes desde el comienzo de la cuarentena, siendo trabajadora esencial, soy médica, no he podido regresar a mis funciones.

Me gustaría que alguien del gobierno me explique cuáles fueron las razones de haber suspendido los vuelos de cabotaje el 20 de marzo cuando en esta zona no había siquiera casos de Covid 19 y en Buenos Aires recién había aparecido el primer caso de transmisión comunitaria, si mal no recuerdo.” Estamos sin trabajar y pagando el alojamiento desde hace más de cinco meses, comprando ropa de abrigo como camperas, bufandas, botas, gorros, sweaters de lana, medias entre otras cosas para soportar el clima y las nevadas ya que solo teníamos ropa de verano. Más allá de todos los demás gastos necesarios por no estar en nuestra casa.

Nuestra fecha de regreso estaba prevista para el 21 de marzo. Nos enteramos de la cuarentena y fuimos a Aerolíneas Argentinas inmediatamente pero nos dijeron que no había más lugares disponibles para regresar el día anterior.

Con el correr de los días reprogramaron nuestro vuelo Bariloche- Buenos Aires varias veces. Para el 1 de abril, el 2 de abril, el 14 de abril, el 1 de mayo y 1 de septiembre.” Desde ya que no podemos regresar en otro medio de transporte por problemas de salud con certificado de discapacidad.

Es de público conocimiento que Aerolíneas Argentinas trae argentinos varados en el extranjero y no me opongo en absoluto a que los ayuden regresar. Pero si pueden repatriar a ellos, cómo es que no hacen lo mismo con los argentinos que quedamos varados en nuestro propio país?” Somos adultos mayores, con problemas de salud, sin ningún control y sin poder continuar con nuestros tratamientos específicos desde hace cinco meses y medio.

Y a ésto hay que sumarle lo emocional, lejos de la familia, que ustedes no han tenido en cuenta para nada.

Usted es nuestro presidente, no es nuestro padre. Somos adultos para cuidarnos solos y a los más pequeños los cuidan sus papás.

El que no quiera cuidarse no lo hará por más que usted se lo exija. Los resultado están a la vista!!

Prohibir que un padre pueda acompañar y despedirse de su hija que estaba en estado terminal, como fue el caso de Solange en Córdoba, o a las hermanas que no llegaron a ver a su papá con vida para despedirse de él, es totalmente inhumano. Y tantos otros casos que no se hicieron públicos Yo perdí a mi mejor amiga en medio de esta pandemia y no murió por Covid.

Estuvo internada cinco semanas en terapia intensiva y ni su esposo ni sus hijos pudieron siquiera tomarla de la mano en sus últimos días. Si hubiera sido un funcionario del gobierno que hubiera tenido que despedir a su hijo o a su esposa en sus últimas horas seguro que lo hubiera podido hacer.

Ahora, después que todo esto se hizo público sacan un “Protocolo de Acompañamiento para Pacientes Críticos con o sin Covid 19″. Lástima que ya murieron en total soledad miles de personas!” Ayer decidieron reunirse para ver cómo retomar los vuelos cuando expertos en aviación ya habían explicado que los aviones tienen un sistema especial de circulación de aire y que no había habido casos reportados en el mundo de contagio en los vuelos realizados en plena cuarentena .

Eso sí! Los vuelos de 2 horas de duración los cancelaron desde el 20 de marzo, pero seguían saliendo micros de larga distancia, en marzo y en abril, llevando 50 o 60 pasajeros encerrados 24 horas y sin parar en la ruta.

A mi entender falta de criterio total!

Espero Sr. Presidente que sepa escuchar a todos los argentinos y no solo a un sector. Espero que no se deje llevar por nadie y sepa escuchar al pueblo en su totalidad.

Nadie tiene la verdad absoluta!!



Comentarios