El ex policía, Juan Panitrul de 31 años fue asesinado en un departamento ubicado en el bloque B1 del barrio San Martín de Cutral Co. Allí se reunió el miércoles 22 de julio a tomar alcohol con el dueño del lugar, Rodrigo "el loco" Leiva Carrasco y Daniel "la fiera" Silvera. El crimen, según la autopsia, ocurrió entre las 20 y las 23 de ese día, pero el cadáver recién fue encontrado el viernes.

El loco Leiva Carrasco y la fiera Silvera fueron acusados por el fiscal Gastón Liotard por homicidio agravado por ensañamiento y se les dictó una prisión preventiva por seis meses, por considerarse acreditados los peligros de fuga y entorpecimiento de la causa.

Crimen de Juan Horacio Panitrul (LMN)

La fiscalía avanza para tratar de establecer el móvil del crimen. Según la autopsia del cuerpo de Panitrul, se observaron puñaladas sexuales tanto en la zona genital como anal. Presentaba lesiones superficiales realizadas con un cuchillo que rozan el sadismo, a esto se suma que le mutilaron los órganos sexuales al cadáver.

Su pareja, Sonia Muñoz, recordó que Juan salió de la casa el martes 21 y ya no volvió. "La noche del martes la pasó en la casa de su amigo y el miércoles a la mañana llamó, lo atendió nuestro hijo y le dijo que nos amaba mucho, después cortó".

Crimen de Juan Horacio Panitrul (LMN)

​Adicciones

En 2014 Panitrul ingresó a la Policía, pero sus recaídas en la bebida lo llevaron a tener sanciones reiteradas. "Estuvo en tratamiento en el hospital de Cutral Co. La Policía lo mandó a un grupo de ayuda. Él tenía que asistir y llevar un certificado a la comisaría, demostrando que estaba cumpliendo con el tratamiento", detalló Sonia a LMNeuquén.

En 2017 fue dado de baja de la Policía de Neuquén por sus sanciones. Cada vez que tenía una recaída "se iba a la YPF de la Ruta 22 y se juntaba a tomar con un hombre grande. Pero cuando se emborrachaba no era violento, todo lo contrario, se ponía nostálgico",  recordó su mujer.

Crimen de Juan Horacio Panitrul (LMN)

Cuando Panitrul se excedía con la bebida, no solía volver a su casa para evitar que lo vieran en ese estado su pareja y los chicos, por lo que se iba a la casa de su suegra. Pero aquel 22 de julio no volvió, Sonia hizo muchas llamadas tratando de ubicar a Juan hasta que el viernes llegó la Policía para informarle sobre el crimen de su pareja.

"A los asesinos no los conocía, no se juntaba con ellos", indicó la mujer quien detalló que "si hay algo vinculado a un ataque sexual, seguramente él se ha querido defender, porque era fuerte" dijo sobre la hipótesis que apunta a un móvil sexual. "Lo único que quiero ahora es que esta gente pague por lo que le hicieron a Juan. Quiero justicia", sentenció Sonia.