La cárcel federal de Senillosa, confirmó que hay 12 casos de policías con coronavirus. La situación disparó el alerta a las autoridades y la Defensoría Pública, quien solicitó asistencia para los internos, debido a que algunos de ellos presentaban síntomas.

La semana pasada un agente de la penitenciaria dio positivo y se aisló a otros dos, teniendo en cuenta que no tenían contacto con los internos. No obstante, en las últimas horas se conoció que otros 11 dieron positivo y, en estos casos, sí tuvieron contacto con las personas que cumplen condena en el servicio penitenciario.

"Por ahora los que han dado positivo son agentes penitenciarios, no hay ningún interno que haya dado positivo. Estamos a la espera de los hisopados que se les realizaron a los condenados", confió una fuente al sitio LMN.

Servicio penitenciario federal de Senillosa NQN

Tras conocerse los positivos de coronavirus de los guardiacárceles, la Defensoría Pública presentó el hábeas corpus colectivo y preventivo, para que las autoridades del servicio penitenciario federal y las de Salud provincial realicen los testeos de los casos sospechosos y se apliquen los protocolos. Temen que al ser un contexto de encierro, el virus pueda propagarse rápido.

Gran parte de los testeos fueron realizados este lunes por la tarde, aunque se aguardan otros y se deberá esperar los resultados. Mientras, se trató de separar a los internos de Senillosa con síntomas del resto.

Situación de la cárcel de Senillosa

Desde el Ministerio de Salud de Neuquén informaron que respecto a la existencia de casos confirmados de Covid-19 en personal penitenciario de la cárcel de Senillosa, la cartera sanitaria se encuentra trabajando con dicha unidad en la investigación epidemiológica y la detección de casos confirmados y personas consideradas contactos estrechos, quienes ya fueron hisopados y se encuentran realizando el aislamiento correspondiente.

La cárcel de Senillosa. Foto Juan Thomes

Desde el inicio de la pandemia se comenzaron a realizar campañas de información y capacitación para las personas en las carceles, así como también se elaboraron recomendaciones generales tendientes a minimizar el riesgo de transmisión del virus.

En este sentido, se informó que se implementaron planes de contingencia para la prevención y control de un brote epidémico institucional, se establecieron parámetros de reemplazos ante la eventualidad de contagio de personal afectado a las unidades de detención, se pusieron en marcha medidas que favorezcan el distanciamiento social y se provee de elementos de higiene, limpieza y desinfección de acuerdo al área penitenciaria.