Hace 7 años el personal de salud que pertenece a la Fundación Rioja operan gratuitamente a niños con labio fisurado.


La Fundación Rioja sale a recorrer el interior de la provincia de Neuquén en busca de sonrisas. Gracias al trabajo de un grupo de profesionales de la salud, unos 110 niños neuquinos que nacieron con labio leporino, pudieron superar su afección y recuperar su deseo de sonreír.

La fundación nació en la provincia de La Rioja en 2007, después de que el cirujano infantil Aníbal Ojeda comprendiera que los grandes cambios nacen a partir del respaldo de las instituciones. Durante los 13 años que pasaron, la entidad recibe llamados de familias que buscan una cirugía para sus recién nacidos.

La fundación que ayuda a sonreír a cientos de neuquinos

“En la cirugía infantil, uno trata a una familia entera, desde la madre que está en shock al resto de los familiares que sufren la fisura con el niño”, indicó el cirujano a LMN quien explicó que son pocos los profesionales que tratan esta afección en el país.

La falta de profesionales llevó a Ojeda a inculcar su labor en su propio hijo, Mariano Ojeda, un cirujano infantil riojano que desde 2013 opera en el Castro Rendón. A ese nosocomio se acercaron 110 niños neuquinos, y la fundación busca nuevos candidatos para intervenir una vez que termine el aislamiento.

La fundación que ayuda a sonreír a cientos de neuquinos

La Fundación Rioja no recibe apoyo del Estado, pero es respaldada por la organización SmileTrain, de Estados Unidos, que subvenciona parte de las cirugías y se ocupa de la capacitación de sus voluntarios. Según cuenta Ojeda, casi dos mil chicos con el labio fisurado pasaron por su bisturí en cirugías gratuitas.




Comentarios