Se confirmó este viernes la primer plantación de cannabis medicinal en Guerrico, tras el proyecto que presentó la asociación civil Ciencia Sativa y el INTA. Se buscará el análisis de la planta, que estará bajo la aplicación de la ley 27.350.

Según informó el diario Río Negro, la zona en la que se desarrollará el proyecto será en el centro regional Patagonia Norte de la institución nacional. Los profesionales de Bariloche que están a cargo lo presentaron durante la jornada en el Centro Cultural de Cipolletti.

Tanto Mariana Amorosi, asistente de planificación del INTA Centro Regional Patagonia Norte, y Santiago Juárez, licenciado en Biología y cofundador de la asociación civil Ciencia Sativa, participaron del evento y consideró que la idea es "democratizar el acceso" a la sociedad de tener cannabis.

"Nos imaginamos un cultivo como política pública, con un trabajo interdisciplinario entre las instituciones públicas y las organizaciones donde podamos trabajar e investigar cada uno en su temática, llegando a lugares donde no se puede llegar actualmente", informaron.

La plantación estará en el marco de la ley 27.350, sancionada en 2017 (web).

Desde el INTA región Patagonia Norte, a cargo del director Carlos Magdalena, indicó que el proyecto tendrá varias etapas y buscarán iniciarlo durante el 2020, aunque necesitarán de la aprobación del ministerio de Seguridad nacional.

La idea fue propuesta por Silvia Horne, diputada nacional por el Frente de Todos, y no sólo tuvo la aprobación de dicha cámara, sino también fue considerado relevante por el ministerio de Salud.

"Se va iniciar aquel objetivo que se planteó cuando se construyó la legislación que es tener desde el Estado nacional una investigación propia y dinámica con los organismos idóneos", remarcó la congresista, tras referirse a la ley que ampara el proyecto, que fue dictada en 2017.

Durante la primer etapa, desde Ciencia Sativa y el INTA detallaron que comenzarán con un cultivo e intentarán adaptar a las diferentes variedades de cannabis a la zona. "Es para la obtención de fitopreparados terapéuticos y con fines científicos y de investigación", remarcaron.

Profesionales de Bariloche estarán a cargo del proyecto (web).

Con respecto a la segunda etapa, pondrán énfasis en la mejora y selección genética que tendrá como objetivo la conformación de "un banco de gemoplasma". Este período se llevará a cabo en el INTA ubicado en Bariloche.

Aquellas tierras que serán destinadas para la investigación serán vigiladas por fuerzas de seguridad federales, cámaras, drones y por un cerco perimetral olímpico.