Científicos determinaron que el rápido desmoronamiento de un bloque de roca hacia el fondo del lago podría causar el fenómeno.


Se viralizó este miércoles un estudio de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, en el que aseguran que podría generarse un tsunami en el Lago Traful a causa de un desmoronamiento repentino de un un bloque de roca hacia el fondo.

Según informó lmneuquén, en caso de un derrumbe repentino se podría generar un caos en la localidad en donde habitan aproximadamente 400 personas.

Villa Traful

Geólogos especializados en el tema remarcaron que el bosque sumergido, una de las atracciones del Lago Traful, sería la evidencia de que el desplazamiento de la pared montañosa hacia el fondo del agua podría generar en los próximos meses o años, un tsunami en la zona.

“El bosque sumergido es parte de un deslizamiento amplio del borde de la ladera del cerro, que está hundiéndose en el lago en forma acelerada, según el monitoreo que hemos realizado a lo largo de los últimos ocho años”, recalcó Andrés Folguera, investigador en el Departamento de Ciencias Geológicas de Exactas UBA.

Andrés Folguera, investigador de la UBA (web).

Por otra parte, el geólogo remarcó que si se desmorona, “se podría generar un tsunami, y los tsunamis en lagos pueden generar olas de decenas de metros de altura”.

Villa Traful en 1995 (web)

El bloque de roca en cuestión tiene una magnitud de tres kilómetros de ancho y 10 de largo, y según establecieron, se está desplazando aproximadamente 36 centímetros por año, lo que representaría el aumento de la velocidad del proceso.

Villa Traful, tras las observaciones realizadas en la zona durante el 2010 (web).

“En años recientes, los pobladores de Traful observaron cambios en el frente del bosque sumergido, como ciertos desplazamientos de roca hacia el lago. Para verificar esos movimientos, realizamos tres viajes al terreno: el primero en 1995, luego en 2010 y 2017”, argumentó Federico Carballo, becario doctoral en Exactas UBA bajo la dirección de Folguera.

Último registro realizado en el paraje neuquino (web)

El becario determinó que en los últimos 22 años, entre observaciones y conversaciones, los árboles se habrían hundido aproximadamente ocho metros. Estiman que aquellos arbustos que miden 15 metros están totalmente bajo el agua.





Comentarios