No hay frío ni calor, no hay lluvia que los detenga. Es lo que ocurrió el pasado miércoles 29 de mayo en Junín de los Andes, en la semifinal por la Copa Interzonal entre Don Bosco y Deportivo Loquimay que se jugó con nieve durante los 90 minutos.

En la Patagonia, el fútbol se vive, se siente y se disfruta ante cualquier adversidad. Es así que los 22 jugadores jugaron un partido con temperaturas bajo cero y con nieve en la cancha.

Según informó el portal Mejor Informado, el clásico de barrio terminó con una victoria de Don Bosco por 4-0, lo que le permitió clasificar a la final de la Copa Interzonal.

El partido contó con la presencia de un público que soportó el frío y alentó en la previa y durante todo el partido a ambos clubes, que dieron un gran espectáculo.

Al encuentro también asistieron una gran cantidad de periodistas, que con profesión y amor al deporte, no se perdieron la cita futbolera y filmaron el momento