Martín Márquez (36) es uno de los imputados por el caso de Abigaíl Carniel (18) y fue condenado por ejercer violencia de género contra su expareja. El “Chupetín”, apodo con el que lo conocen, está implicado por la desaparición de la joven en Las Heras desde hace ocho meses y por coaccionar contra otra mujer, con quien estuvo en pareja.

El hombre de 36 años está detenido desde mediados de septiembre tras haber sido denunciado por su expareja. Al mismo tiempo que continúa imputado por la desaparición de Abigaíl Carniel.

El sospechoso se presentó en la casa de la víctima, quien es su ex, y la amenazó con armas de fuego, presuntamente para que se fuera a vivir con él.

Este fue el motivo por el que volvió a la cárcel. Márquez fue imputado por coacciones y amenazas agravadas por ser un contexto de violencia de género.

Cupetín Márquez es uno de los acusados por el caso Abigaíl Carniel.

Finalmente, el hombre reconoció la autoría en un juicio abreviado inicial y la defensa del “Chupetín” y el fiscal Carlos Torres, pactaron una pena de dos años de cárcel de cumplimiento efectivo, ya que el imputado también tenía sentencias previas por robos: una de seis años por un robo agravado por el uso de arma de fuego ocurrido en 2005 y otra de seis meses por un robo simple de 2016.

El acuerdo lo avaló la jueza María Julieta Espínola y el sujeto tendrá que cumplir su condena sin la posibilidad de poder acceder a algún beneficio carcelario.

Martín Márquez quedó en libertad y amenazó a su ex

Tan solo 16 días después de haber quedado en libertad por el caso no resuelto de Abigail Carniel, Martín Márquez se trasladó a la casa de su expareja en el Challao y la amenazó para que se fuera con él.

“Chupetín” no solo rompió con la prohibición de acercamiento, sino que también amenazó a la mujer y le habría dicho “te venís conmigo o te mato”, mientras manipulaba un arma.

A raíz de este hecho y de las amenazas telefónicas, la mujer decidió denunciarlo y a los pocos días fue capturado e imputado.