La Dirección de Hidráulica ya concluyó los trabajos y dejó en condiciones el arroyo Las Mulas, ahora las máquinas hacen lo propio con el río Blanco en el tramo comprendido desde el puente de la Ruta Provincial 89 hasta unos 500 metros aguas arriba en el departamento de Luján de Cuyo.

//Mirá también: Cierran las compuertas del dique El Carrizal para realizar mantenimiento

Las tareas de desembanque también incluyen reforzar la margen izquierda del río, para mantener la capacidad hidráulica del cauce y prevenir desbordes durante un aluvión.

En esta primera etapa los trabajos se efectúan con el uso de una topadora y una cargadora frontal sobre neumáticos.

El responsable del área técnica de Hidráulica, Pablo Rodríguez puntualizó que “Ante los importantes eventos de crecidas ocurridos, es necesario hacer estos trabajos preventivos con el objetivo de mantener la capacidad hidráulica del cauce y de esta manera brindar seguridad a los vecinos de la zona”. Además, recordó que no se puede hacer “ningún tipo de intervención que obstaculice el escurrimiento de caudales por el río”.

Desde Hidráulica se explicó que el objetivo de este tipo de trabajo en los cauces de montaña es para que estén plenamente operativos para conducir los caudales proyectados en el período de alerta aluvional. Estas tareas son muy importante en especial para lograr la protección de las personas y sus bienes -infraestructura pública y privada- ante un evento de crecida aluvional en la zona.

//Mirá también: Para más control buscan generalizar el uso de medidores de agua

Este cuidado es fundamental para el buen funcionamiento de canales de riego, colectores aluvionales y acequias para riego del arbolado público.

Cualquier persona que tenga dudas, consultas o reclamos debe ingresar aquí. Otros medios de comunicación son a través de un correo electrónico (hidraulica@mendoza.gov.ar) o llamando a los siguientes números telefónicos: 4492611 y 4492864. Fuente Gobierno de Mendoza