Esta historia se trata de Rubia, la famosa perrita que deambulaba por las calles de Eugenio Bustos. Hace tres años los empleados de una estación de servicio le cambiaron la vida y se volvió viral por vestir igual a ellos.

// Mirá también: Estudiantes de veterinaria piden ayuda para hacer refugios sustentables a los perros de la calle

Hace tres años “Rubia” se acercaba todos los días a una estación de servicio y los empleados al ver que era cariñosa, comenzaron a darle agua y alimento.

Cuando quisieron acordar, ya todos se habían encariñado y decidieron adoptarla.

Con la llegada del frío le pidieron a la esposa de uno de los empleados, Micaela Mena, que le hiciera un chaleco para afrontar las bajas temperaturas.

RubiaFacebook

Se me ocurrió hacer algo parecido a lo que usan ellos, le hice un chaleco azul con negro y le agregue el nombre de infinia e YPF atrás”, comentó Micaela en diálogo con Vía Mendoza.

// Mirá también: Una pareja de Tupungato construye casitas reciclables para perros de la calle

Rápidamente, los vecinos de Eugenio Bustos comenzaron a viralizar a Rubia con su nuevo chaleco y en las redes estallaron los comentarios de amor hacia la perrita.