María Guerraz tiene 56 años, vive con sus dos hijos en el barrio Bella Vista (Godoy Cruz) y, hasta antes de que comenzara la pandemia de coronavirus, vendía tortitas y facturas con sus hijos en la Municipalidad de Guaymallén. Durante los últimos años trabajó en un puesto de comida en la Feria del Usado de Rodeo de la Cruz (Guaymallén) y, además, preparaba pizzas para vender a diferentes locales. Sin embargo, en noviembre del año pasado, la rutina de esta mujer cambió drásticamente: le detectaron un tumor en el pulmón derecho y le diagnosticaron cáncer de pulmón. La situación se agravó más todavía, ya que en febrero -y por la metástasis- advirtieron que el cáncer le había afectado también el pulmón izquierdo también.

María, quien siempre ha sido delgada -aun cuando estaba bien de salud-, pesa actualmente menos de 35 kilos y no ha logrado subir de peso aunque lo ha intentado (y lo sigue intentando). Por esto mismo es que no está apta para iniciar la quimioterapia y la única alternativa que le queda es un tratamiento de inmunoterapia que puede disminuir hasta 70% la recaída en pacientes con cáncer.

María, la mendocina que lucha contra el cáncer y necesita un costoso tratamiento. Foto: Gentileza Matías Sosa. Foto: Gentileza Matías Sosa.

“Empecé a averiguar del tema, a asesorarme con especialistas y encontré que en Chile se puede hacer este tratamiento de inmunoterapia, en una clínica que se llama Recell y que es como especializada en el tema. Pero se necesitan 20.000 dólares y nosotros no los tenemos”, destacó Matías Sosa (24), uno de los hijos de María y quien vive con la mujer en el oeste de Godoy Cruz.

Por esto mismo es que Matías y los amigos y familiares de María han iniciado una campaña para juntar el dinero necesario y, de esta manera, lograr que María inicie la inmunoterapia. “Me han dicho que en Mendoza y en Argentina también se puede hacer este tratamiento, pero el único lugar concreto en que me han respondido y me han dicho que podíamos empezar es en Chile. Por eso empezamos la colecta”, agregó el joven, que estudia la licenciatura de Artes Dramáticas en la UNCuyo. Y quien se dedica a preparar y vender las pizzas que antes hacía su madre.

Sin darse por vencida

El noviembre del año pasado y a raíz de una pérdida marcada de peso (llegó a pesar 31 kilos), Matías sacó un turno para que revisen a su madre en el Hospital Lagomaggiore. En ese momento le detectaron un tumor en el pulmón derecho y quedó casi 15 días internada. “Antes de darla de alta, me confirmaron que mi mamá tenía cáncer de pulmón y me dijeron que necesitaba recuperar algo de peso para poder empezar el tratamiento. Pero la verdad es que ella estaba bien, caminaba, habla con normalidad y podía estar levantada”, recordó Matías.

María, la mendocina que lucha contra el cáncer y necesita un costoso tratamiento. Foto: Gentileza Matías Sosa. Foto: Gentileza Matías Sosa.

A fines de diciembre, ya con el resultado de la biopsia que no dejaba duda alguna de que se trataba de un cáncer de pulmón, los especialistas le indicaron suplementos para que María pueda recuperar algo de peso y así comenzar un tratamiento que cada vez se hacía más urgente. Pero todo fue en vano.

“En febrero la volvieron a internar, ella estaba comiendo mucho, pero seguía bajando de peso. Cuando la revisaron, vieron que tenía metástasis en el pulmón izquierdo ya. Ahí me dijeron que el tumor era grande y que no se podía operar. Incluso, me dijeron que prácticamente no iba a tener tiempo para engordar y poder hacer algún tratamiento”, destacó con desesperación el hijo de la mujer.

La última oportunidad

Mientras estuvo internada en febrero, María se contagió de Covid-19. Y aunque ahora está en su casa, prácticamente no puede salir de la cama. “No tiene dolores, pero es oxígeno dependiente y no consigo la mochila. Yo trato de sacarla de la cama en silla de ruedas y, por suerte, no tiene mucho dolor. Nosotros somos muy creyentes y, la verdad, la vemos un poco mejor. Pero sabemos que necesita el tratamiento de inmunoterapia, ya que quimio no le van a poder hacer”, siguió Matías.

María, la mendocina que lucha contra el cáncer y necesita un costoso tratamiento. Foto: Gentileza Matías Sosa. Foto: Gentileza Matías Sosa.

En esta última oportunidad que María y su hijo encuentran para no terminar de darse por vencidos, el tratamiento de inmunoterapia en Chile es la principal alternativa. No obstante, el joven no pierde las esperanzas de que pueda empezarlo en Argentina.

Para juntar fondos y poder comenzar el tratamiento de su mamá, Matías Sosa está recaudando dinero por Mercado Pago y en la cuenta 0000003100093303171160. Su celular para contactarlo es 2617075158.

Además, tiene una cuenta en Instagram donde están las formas de ayudar y lis links para colaborar en Mercado Pago. El usuario es @todosxmari