Ya rigen en Mendoza las nuevas restricciones sociales para intentar disminuir la circulación de la gente y bajar así los contagios por coronavirus. el gobernador Rodolfo Suarez solicitó a los intendentes que intensifiquen los controles para garantizar las nuevas medidas.

//Mirá también: El Gobierno endureció las restricciones en Mendoza

En coordinación con el ministerio de Seguridad las comunas comenzarán a sancionar a quienes no cumplan con las normas establecidas, principalmente la de las salidas por DNI para realizar compras y reervas, como así también a quienes violen la prohibición de realizar reuniones familiares y sociales en domicilios particulares o espacios públicos. Las multas por incumplimiento van desde los 5.000 a los 50.000 pesos.

El Gobierno extendió a todos los días de la semana la restricción según el último número del DNI para realizar compras en comercios y reservas en restaurantes. Lunes, miércoles y viernes para los finalizados en 1, 2, 3, 4 y 5; y martes, jueves y sábados para los terminados en 6, 7, 8, 9 y 0. Mientras que los domingos el primer grupo estará habilitado hasta las 14 y el segundo, a partir de esa hora, según establece el decreto N°605 ya en vigencia.

La norma también amplió la suspensión en toda la provincia de la realización de reuniones familiares y sociales, tanto en especios privados como públicos.

Por el mismo decreto el Gobierno facultó a las comunas a “controlar el cumplimiento de lo dispuesto en sus respectivos ámbitos territoriales y a la aplicación de las multas vigentes”.

Consultado por Los Andes, el director general de la Policía, Roberto Munives destacó que “hay bastante acatamiento de las restricciones y que desde el Gobierno se apela a la toma de conciencia social e individual. Son acciones de responsabilidad personal las que uno pretende”, manifestó.

Munives señaló que “el control de los comercios lo hacen normalmente los municipios” y aclaro que “cuando actúan los juzgados de Faltas hay atenuantes, agravantes y circunstancias que condicionan los montos”.

El Código de Faltas establece una multa de $50.000 para el organizador o anfitrión de una reunión clandestina y de $10.000 para el resto de los participantes.

También el funcionario se refirió a las reuniones sociales en espacios públicos, “los policías pueden actuar de oficio. No es necesaria una denuncia previa. Se actúa disuasivamente y se evalúa si puede haber sido un hecho circunstancial o una cuestión planificada”, aclaró.

Finalmente hizo hincapíe que para “los fines de semana se dispondrán operativos y controles especiales en los lugares que son tomados de esparcimiento por conjuntos de personas, como Blanco Encalada, Potrerillos, Uspallata, el Manzano, El Carrizal y Valle Grande”.

La tarea municipal

Desde la municipalidad de la Ciudad de Mendoza, el intendente Ulpiano Suarez resaltó que “los controles se han mantenido desde el día 1 de la pandemia” y que “se han labrado más de 7.200 multas”. Añadió que “los inspectores municipales controlan las restricciones por DNI en comercios y que se ha comunicado con la Cámara de Comercio de la Ciudad para que acompañe las medidas”.

Suarez remarcó que “la Secretaría de Seguridad Ciudadana y los Preventores se encargan de controlar que no haya reuniones sociales en domicilios o espacios públicos” y subrayó que “hay presencia policial en todos los parques y eso es reforzado con personal de tránsito y preventores”.

En Ciudad las sanciones son de $5.000 a la persona que no respete el número de DNI para compras y reservas en restaurantes y de $1.000 para el comercio. En tanto, el costo de la infracción por no usar tapabocas en la vía pública es de $5.000 y en caso de encontrarse en un comercio, de $10.000 para el local y de $50.000 si es un supermercado.

Retenes nocturnos

Por su parte el intendente de Las Heras, Daniel Orozco explicó que se está “colaborando con la Policía de manera directa. Los retenes nocturnos los está haciendo la Guardia Urbana municipal y no los policías, para que de esa manera puedan cumplir otras funciones. Hemos puesto a su disposición los móviles de la Guardia Urbana para poder hacer una mayor cantidad de controles”, explicó.

“Habrá controles por número de DNI en las ferias del departamento y se controlará con inspectores y la misma gente de los negocios” dijo el intendente y agregó que “las multas por incumplir las disposiciones en la comuna van también de los $5.000 a los $50.000. El mejor auditor es la misma población, que nos avisa si hay una fiesta clandestina o si hay una aglomeración de gente”, resaltó.

Finalmente Orozco destacó que “en líneas generales, la población está con una responsabilidad bastante elevada ahora, porque se había relajado anteriormente”.

//Mirá también: La ocupación de camas de terapia intensiva es del 95,13 por ciento en el Gran Mendoza

Sebastián Bragagnolo, intendente de Luján de Cuyo afirmó que van a “reforzar la presencia a partir de este fin de semana en Potrerillos y Cacheuta, a través de los inspectores turísticos y de comercio, la Guardia Ambiental, la Policía Vial y las dos delegaciones”. Recordó que el control en el perilago está a cargo del Ministerio de Seguridad.

Aglomeración de personas

“Vamos a estar haciendo foco en que no se hagan reuniones sociales en espacios públicos y se va a controlar que no haya aglomeraciones de personas en todo ese sector”, resaltó.

Bragagnolo adelantó que convocarán a la Cámara de Comercio y Turismo para solicitarle colaboración en el cumplimiento de las restricciones por DNI y que al mismo tiempo duplicarán la presencia de inspectores.

En tanto en el sur provincial, desde la Municipalidad de San Rafael informaron que aplicarán multas de $5.000 a $50.000 a comercios que ignoren el sistema de compras y reservas por DNI. Señalaron que el monto varía respecto del rubro y tamaño de locales y de la reincidencia en la infracción y que se podrá disponer la clausura ante el incumplimiento. Fuente Los Andes