Como cada 15 de mayo, se celebra este sábado en Argentina el Día del Docente Universitario. Esta jornada es considerada como un reconocimiento a la trayectoria de lucha de los docentes de las universidades nacionales por reivindicaciones legítimas; y la fecha elegida tiene que ver con lo que se conoció como el “Correntinazo”, que no fue más que el antecedente directo del “Cordobazo” (episodio en que los reclamos de las clases obrera y universitaria confluyeron en uno solo para hacer historia).

// Mirá también: La UNCuyo sigue estando entre las 1.500 mejores universidades del mundo.

Concretamente, el 15 de mayo de 1969 hubo una masiva marcha hacia el rectorado de la Universidad Nacional del Nordeste (en Corrientes) en reclamo y oposición de los ajustes impulsados por el entonces presidente de facto, Juan Carlos Onganía. En esa misma movilización multitudinaria se levantaron las banderas en defensa de la educación pública, accesible y de la democratización del conocimiento. Dicha manifestación popular fue salvajemente reprimida por las fuerzas de seguridad y, como saldo de esta brutal represión, un estudiante universitario identificado como Juan José Cabral fue asesinado.

La Conadu Histórica ha insistido varias veces en que los docentes universitarios de Mendoza y San Juan cobren un ítem por desempeñarse en Zonas sísmicas. Foto: Los Andes / Archivo.

Esta histórica y trágica jornada fue la que motivó que se instaure el 15 de mayo como Día del Docente Universitario en Argentina; aunque -más allá del simbolismo de la fecha- no se ha declarado feriado ni día no laboral. “Es una deuda que tenemos desde hace tiempo, poder lograr que se declare asueto el 15 de mayo. Los docentes de las facultades tenemos el 17 de septiembre como nuestro día; pero hace ya un tiempo venimos impulsando que se cambie el asueto para el 15 de mayo”, sintetizó a Vía Mendoza la secretaria general de Fadiunc y secretaria gremial de la Federación Conadu Histórica, Francisca Staiti.

La situación de los docentes universitarios de Mendoza

El 15 de mayo de 2021, justamente cuando se conmemora su día, encuentra a los docentes universitarios mendocinos en una difícil situación en lo referido a lo salarial. Y aunque los acuerdos paritarios son nacionales y unificados en todo el país, en Mendoza algunas subjetividades llevan a que sea más arduo el día a día en ciertos aspectos. Pero también destacable en otros.

“La semana pasada se firmó un acuerdo salarial, y se anunció con bombos y platillos un aumento de 35% para todos los docentes de las universidades nacionales. Pero desde Conadu Histórica rechazamos ese acuerdo; queríamos seguir negociándolo. Porque, en concreto, se acordó que sean 6 cuotas para 2021; aunque en el transcurso de este año serán 5, mientras que la sexta cuota quedó para febrero de 2022, y la vamos a cobrar en marzo. Pasando en limpio, para 2021 es de 30% nomás”, destacó la referente gremial.

La secretaria general de Fadiunc y secretaria gremial de la Federación Conadu Histórica, Francisca Staiti. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

Incluso, indicó que ese 30% también es relativo; ya que la quinta cuota a aplicarse en 2021 está prevista para diciembre, por lo que se cobrará en enero del 2022 también. “Para esta primera parte del año corresponde un 14% de incremento, desde enero hasta acá. Pero de marzo a junio la inflación ha estado por encima, sumado a que tramos un 20% de retraso salarial desde el 2020. Si el incremento hubiese sido el mismo de CTERA, que alcanzará 34% en septiembre y todo dentro del año 2021, hubiese sido distinto”, siguió Staiti.

// Mirá también: Estudiantes de la Universidad de Mendoza exigen realizar sus prácticas profesionales.

En ese sentido, destacó que el 30% de incremento real en 2021 se va a quedar “muy corto” frente a lo que se estima de inflación para el año (”se habla de entre 46% y 48%”, agregó).

Desventajas con otras provincias

Si bien las paritarias son nacionales e incluyen a todas las casas de estudio nacionales (y en Mendoza también están los colegios secundarios dependientes de la UNCuyo), hay situaciones que se convierten en particulares de cada jurisdicción.

cada 15 de mayo se conmemora el Día del Docente Universitario en Argentina en recuerdo del "Correntinazo". Gentileza

“En Mendoza, en abril, tuvimos una inflación más alta que la media nacional (NdA: fue de 4,1% en el país y de 4,8% en Mendoza); lo que se convierte en una desventaja. A eso se suma que hay provincias, como por ejemplo en la Patagonia, donde los docentes cobran el Ítem Zona (según la zona es de 40%, 60% y hasta 100% -en el caso de Tierra del Fuego-). En ese sentido, estamos reclamando desde hace tiempo en los congresos que en zonas como Mendoza y San Juan se tenga en cuenta la característica de zona sísmica y lo que significa la construcción en esta zona, reconociéndolo con un ítem. Hay edificios de dependencias universitarias en San Juan o casas que quedaron muy afectadas por el sismo de enero. Son zonas muy vulnerables y puntuales que necesitan un ítem”, sintetizó la académica.

Ventajas en Mendoza

Más allá de estas situaciones desfavorables de Mendoza, en comparación con otras provincias; hay algunas situaciones en las que la docencia universitaria se destaca. “Las condiciones de trabajo se paritan a nivel local; y en 2015 se homologó en Mendoza un Convenio Colectivo de Trabajo que habilitó pase a planta y regímenes especiales. Mientras que hay universidades nacionales que aún a la fecha no aplican el convenio ni dan esta estabilidad; a nivel local, con la UNCuyo hemos avanzado mucho a nivel paritario. En 2015 conseguimos que 2.300 docentes tengan estabilidad; y ahora, en otro proceso de estabilización con docentes, se van a sumar 1.600 más que van a efectivizar sus cargos. Fuimos pioneros en aplicar el artículo 73 del CCT”, sintetizó Staiti.

Además, la referente de Fadiunc y Conadu Histórica destacó que la Universidad Nacional de Cuyo es la única con una legislación “tan específica” en lo que hace al ingreso y la evaluación de los docentes de los colegios secundarios dependientes de la Universidad. “Existe una paritaria a nivel local, y también de universidades del país: es algo positivo. La planta con estabilidad laboral de la UNCuyo es un tema muy importante y que, incluso, por ahí nuestros docentes valoran mas que lo salarial”, sintetizó.