A casi un mes de la primera emisión del reality shows La Voz Argentina ya son diez los mendocinos que conquistaron a uno, o todos, los integrantes del jurado en la prueba a ciegas. A Esperanza Careri, Marcos Olaguibet y los gemelos Leandro y Daniel Vílchez, de San Martín, se le sumaron Mauro Páez y Emanuel Rivero Famá del sur mendocino; Sebastián Pérez, Nahuel Racca y Candelaria Zeballos del Gran Mendoza, y Tomás Peñaloza, de Tunuyán.

//Mirá también: La Voz Argentina: Tomás Peñaloza será el primer tunuyanino que tendrá su prueba a ciegas

Apuestas por lo que puede ser, encanto, fascinación, es lo que llevó en determinados momentos a Lali Espósito o Mau y Ricky, también Soledad Pastorutti y en otras ocasiones a Ricardo Montaner a darse vuelta para ofrecerle la oportunidad a los jóvenes de distintos puntos de Mendoza.

Nahuel Racca (20) casi se queda afuera del programa por errores que tuvo cuando interpretó “Mi Princesa” de David Bisbal. Cuando parecía que su paso por el programa de Telefe iba a ser fugaz, Ricardo Montaner pulsó el botón y le dio tal vez la posibilidad más importante en su carrera al joven de Godoy Cruz.

Ricardo Montaner fue el único de los integrantes del jurado que también apostó por el otro godoycruceño que ahora está en La Voz Argentina: Sebastián Pérez interpretó “Heaven”.

Más allá de la elección del cantautor argentino, nacionalizado venezolano, colombiano y dominicano, el joven de 29 años causó una atracción pero se podría decir que más física en los coaches. Lali lo llenó de elogios y le dijo que era guapo y tenía muy buena onda. Ante tamaño comentario Sebastián dijo que se sentía algo avergonzado.

Con 21 años, Candelaria Zeballos se paró en el escenario de La Voz Argentina y cantó -como si lo hubiese hecho mil veces ante ese público- “I have nothing” de Whitney Houston.

La impecable presentación hizo que los dos jurados veteranos no dudaran en voltearse y empezar a “pelear” por la mendocina. Convencida por las palabras de Ricardo Montaner, Candelaria se decidió por el equipo del venezolano que ha participado como jurado ocho veces en diferentes ediciones de La Voz.

Eduardo Morón tiene 26 años. Se presentó con “Ando rodando” de Gustavo Santaolalla. El poder de su audición a ciegas hizo que Lali Espósito apretara el botón y se pusiera a bailar al ritmo del rock.

“Tenés una mega voz. Nunca cayó la energía y era un tema difícil y ni en el final abandonaste el power que requería”, argumentó Lali al darle la bienvenida a Eduardo.

Participantes del Sur

En la presentación previa a la audición a ciegas, Mauro Páez dijo que soñaba con seguir en el reality y si eso sucedía esperaba que fuera de la mano de Soledad o Montaner.

Increíblemente el deseo se hizo realidad. Mauro, que es de General Alvear, eligió presentarse con “Lo saben mis zapatos” de Pablo López y aunque recibió algunas correcciones, fue luego de que sus estrellas elegidas se dieran la vuelta para intentar convencerlo de sumarse al equipo.

Finalmente el alvearense agradeció los halagos de la Sole pero se inclinó por Montaner para avanzar en el programa.

Otro que deslumbró con una voz y una audición sinigual fue el sanrafaelino Emanuel Rivero Famá. El cantante y locutor del sur mendocino interpretó el tango “Qué me van a hablar de amor”.

Soledad Pastorutti fue la primera en dar la vuelta y a continuación Lali y los hermanos Montaner hicieron lo propio. Y, por más que Lali y Ricky se animaron a improvisar unos pasos tangueros, Emanuel se quedó en el team Sole. “Necesito una voz como la tuya en mi equipo”, le había dicho la figura del folclore argentino.

Participantes de San Martín

La primera en pasar la audición a ciegas y representar a Mendoza en La Voz había sido Esperanza Careri.

Esperanza estudia música en la UNCuyo y deslumbró con una interpretación impresionante de Feeling Good lo que hizo que todos los integrantes de jurado pulsaran el botón para darse vuelta y tratar de ganarle el corazón para llevarla a su equipo.

La joven sanmartiniana escuchó y a la hora de elegir se quedó con el tándem de los hermanos Montaner, Mau y Ricky.

En 2018 Daniel y Leandro Vílchez buscaron una oportunidad para estar en La Voz Argentina pero no pasaron el filtro.

En este 2021 los gemelos de San Martín decidieron no darse por vencidos y buscaron una segunda oportunidad, la que felizmente para ellos llegó.

Daniel y Leandro le pusieron el sello cuyano al programa con una cueca a diferencia de lo sucedido tres años atrás, la Sole y Montaner (que estaban en aquel programa) voltearon para verlos y a ellos se sumaron Lali más Mau y Ricky.

Los hermanos Vílchez terminaron en el equipo de Soledad por una cuestión de afecto ya que la siguen desde que tienen memoria y la afinidad musical con ella.

El tatuador y skater Marcos Olaguibet (27) es otro de los sanmartinianos que atrajo la atención del jurado de La Voz.

En el historial, Marcos fue el segundo mendocino seleccionado por el jurado del reality gracias a la interpretación que hizo de la banda inglesa Oasis, “Don’t look back in anger”.

//Mirá también: Estallaron de bronca en redes por el mendocino al que rechazaron pero lo llenaron de halagos

No fue una decisión sencilla para Marcos tener que elegir entre Lali Espósito, Mau y Ricky y La Sole y más cuando cada equipo buscó las mil formar para llevárselo. La decisión final fue la de seguir en el programa junto a los hermanos Montaner.

Desde el Valle de Uco

Desde el Valle de Uco, llegó a La Voz Argentina el músico tunuyanino Tomás Peñaloza. El joven de 21 años se animó a presentarse con “Desconocidos”, uno de los temas de los hermanos Montaner, y logró seducir al dúo Mau y Ricky.

Con una voz que el resto del jurado ponderó, el muchacho de Tunuyán -que ya sorprende a sus seguidores con sus covers en Instagram- logró su sueño, ya que había confesado que tenía ganas de que los hermanos se dieran vuelta. Y ahora deberá competir en las batallas con Esperanza y Marcos.