La esperanza de seguir ayudando, el Banco de Alimentos Mendoza necesita voluntarios

12 de abril  2022 Sociedad
Banco de Alimentos Mendoza se suma a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), anunció que construirán el Centro de Acopio de Alimentos en Godoy Cruz. 

Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
12 de abril 2022 Sociedad Banco de Alimentos Mendoza se suma a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), anunció que construirán el Centro de Acopio de Alimentos en Godoy Cruz. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes Foto: Orlando Pelichotti

El Banco de Alimentos Mendoza trabaja incansablemente para contribuir a reducir el hambre en la provincia. En el contexto actual resultan fundamentales para que miles de familias puedan tener un plato de comida en su mesa. Entérate cómo podés formar parte y aportar tu granito de arena.

Hace 20 años que el Banco de Alimentos funciona en Mendoza (BDA). Desde su fundación tuvo muy en claro su objetivo: contribuir a reducir el hambre. Muchas veces no somos conscientes de la cantidad de comida que tiramos o desperdiciamos y que con una mejor distribución le podría llegar a los que menos tienen.

Según un estudio de calidad de los residuos sólidos urbanos, realizado por la UNCuyo, en Mendoza se tiran 30 toneladas de alimentos por día, es decir, el equivalente a 43 mil raciones de comida.

Banco de alimentos Córdoba que funciona en el Mercado de Abasto. (José Gabriel Hernández / La Voz)
Banco de alimentos Córdoba que funciona en el Mercado de Abasto. (José Gabriel Hernández / La Voz) Foto: José Hernandez

Además, el contexto actual lleva a que cada vez más familias se encuentren debajo de la línea de la pobreza. Esto acarrea que haya más personas que no cuenten con los alimentos necesarios en su día a día.

De eso se encarga el Banco de Alimentos, de democratizar la logística y distribución de estos. A través de la recolección, clasificación y distribución, este organismo se encarga de recuperar alimentos que se encuentran aptos para el consumo que por algún motivo no se pueden comercializar y los acerca a asociaciones que luchan contra el hambre.

Comedor Santa Faustina
El comedor en uno de los primeros en vincularse con el Banco de Alimentos hace 30 años, en la unión vecinal del barrio Covipa en Dorrego dan raciones de comida para 150 chicos 

Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Comedor Santa Faustina El comedor en uno de los primeros en vincularse con el Banco de Alimentos hace 30 años, en la unión vecinal del barrio Covipa en Dorrego dan raciones de comida para 150 chicos Foto: Ignacio Blanco / Los Andes Foto: Ignacio Blanco

“Es importante tener en cuenta que nuestra actividad no se limita a la captación de donaciones de alimentos para su entrega a las organizaciones sociales, ya que al rescatar alimentos estamos recuperando también todos los recursos económicos, naturales y humanos que fueron necesarios para producirlos, evitando así su desperdicio y disminuyendo la huella ambiental que produce tirarlos a la basura”, explicaron desde el BDA.

Hoy se encuentran con una gran demanda, por eso necesita de la ayuda de todos los mendocinos que quieran ayudar. “La actividad de voluntariado es indispensable. Sin los voluntarios no podríamos llevar adelante nuestro trabajo ya que en ellos recae una tarea fundamental”.

Qué hacen los Bancos de Alimentos

Los bancos de alimentos funcionan como nexo entre las empresas que posibilitan la adquisición de alimentos y las personas con necesidades alimentarias. Así, productos aptos para el consumo llegan a organizaciones sociales que cubren las necesidades alimentarias de poblaciones en riesgo nutricional.

La situación actual es un desafío cada vez mayor en lo que concierne al hambre en nuestra provincia. Las solicitudes de asistencia provenientes de organizaciones que generan alguna prestación alimentaria es un panorama que nunca deja de crecer” declararon desde el banco de Mendoza.

.
.

Lejos de mejorar, el panorama actual está resultando un desafío cada vez más grande para este tipo de organizaciones: “Además debemos tener en cuenta que, aumentan las personas que asisten a las 80 organizaciones con las que ya trabajamos de manera estable, por lo que entendemos que el hambre se recrudece y estamos muy lejos de lograr una mejoría”, enfatizaron.

Si bien las donaciones se mantienen a lo largo del año estas no son suficientes para asistir a una demandad que cada vez crece más. “Sabemos que hay muchas industrias que aún canalizan sus excedentes a través del Banco de Alimentos Mendoza, un trabajo y desafío que es constante en nuestra Fundación”.

Cómo ser voluntario en el Banco de Alimentos

La solidaridad no conoce de límites, por eso todo pueden aportar su granito de arena. La cadena de valor va desde las empresas y productores que donan los alimentos hasta las asociaciones que reciben las donaciones. Pero entre estos hay un nexo que resulta fundamental y es el rol del voluntario.

“La actividad de voluntariado es indispensable para nuestro Banco, ya que un porcentaje de las donaciones que recibimos deben ser inspeccionadas, clasificadas y preparadas para su entrega a las 80 organizaciones que trabajan con nosotros. Sin los voluntarios no podríamos llevar adelante nuestro trabajo ya que en ellos recae una tarea fundamental”.

.
.

Para todos aquellos que tengan ganas de participar en una jornada de clasificación pueden hacerlo enviando un mensaje privado a través de las redes sociales: IG bancodealimentosmza, Facebook: Banco de alimentos Mendoza o por medio de su página web: www.bdamendoza.org.ar.

Las jornadas de voluntariado se pueden adaptar a los horarios y día que disponga cada persona. Reciben voluntarios de lunes a viernes de 9 a 13 hs.

Temas Relacionados