A raíz de peleas internas, el intendente de General Alvear Walter Marcolini le pidió la renuncia a seis de sus funcionarios. Los despedidos eran del sector radical NAR (Nueva Alternativa Radical), liderado por Alejandro Molero, actual presidente del Iscamen.

¿El motivo de la ruptura? La elección del Presidente del Honorable Concejo Deliberante. La persona que el intendente respaldaba, Patricia Salice, no recibió el aval necesario para que pueda seguir frente al Concejo por otro año más. En su lugar fue designado José Morán, que responde a Molero.

El acto fue visto como una traición y de un día para el otro, el intendente le solicitó la renuncia a los siguientes funcionarios: Hugo Molina, que estaba a cargo de Inspección General; Carlos Pía, director de Gestión Ambiental; Viviana Villatoro, de la Asesoría de la Mujer; Juan Tieppo, de la oficina de Juventud; Ángel Martínez, director de Servicios Públicos; y José Luis López, del área de Desarrollo Económico.

Se rumorea que la decisión del intendente tenia que ver también con las próximas elecciones legislativas, pensando en que Marcolini vaya por la mayor cantidad de puestos posibles en la boleta.

Por ahora desde la comuna no hay muchos detalles y solamente se sabe que este miércoles Marcolini presentará a los nuevos funcionarios y se espera que también brinde una explicación.