Hace 50 años, Mercedes Sosa grabó su versión de “Gracias a la Vida”, la canción escrita por la chilena Violeta Parra. Si bien Mercedes no fue la cantante original de la canción, si fue la mujer que la inmortalizó.

// Mira también: De La Voz a grandes escenarios: qué está haciendo Marcos Olaguibet ahora

En 1971 la mendocina por adopción grabó la canción en homenaje a su escritora y la internacionalizó, convirtiéndola en una especie de himno humanista. 50 años más tarde, su versión sigue inspirando. En esta oportunidad, fue Kacey Musgraves quien decidió interpretar la versión de Mercedes, como broche final de su último disco “Star-Crossed”.

Kacey y su versión

Kacey Musgraves es una cantante de country norteamericana, llegando al estrellato gracias a canciones como “Golden Hour” y “The Trailer Song”. Ha ganado seis Grammys, entre ellas mejor álbum y canción. Su último disco lo lanzó hace unas semanas y fue allí donde decidió grabar su versión de la canción hecha famosa por la folclorista argentina.

Fue en español y bien al estilo de Mercedes Sosa que la norteamericana cantó los versos de “Gracias a la Vida”, sobre un gramófono para conservar el espíritu de la época de la canción. De una manera, la canción se integra perfectamente al disco y es el final perfecto a las quince canciones que recorren el divorcio de la cantante.

Los palabras inmoratalizadas por Mercedes se asientan bien en Kacey: “Gracias a la vida que me ha dado tanto / Me ha dado la risa y me ha dado el llanto / Así yo distingo dicha de quebranto/ Los dos materiales que forman mi canto”, y así la norteamericana deja el mensaje de que a pesar de su ruptura amorosa, sigue agradecida.

En su entrevista con el Rolling Stones, Kacey revela que fue la versión de Mercedes la que la hizo llorar y la inspiró a aprender español para cantar bien el tema. “Es la canción más hermosa que podes llegar a escuchar”, expresó la cantante.

Mercedes Sosa, nuestra mendocina por adopción

“Gracias a la Vida” fue escrita por la chilena Violeta Parra en 1966. Un año más tarde la mujer muere, siendo su depresión la causante. Y fue en su homenaje que Mercedes Sosa la grabó, transformándo la canción y convirtiéndola en un himno internacional.

El 4 de octubre se cumple un nuevo aniversario de su muerte.

Probablemente hayas escuchado la canción y probablemente hayas escuchado la versión de Mercedes, ya que fue su estilo folclorista argentino la que recorrió las radios de todo el mundo, sonando aún hasta el día de hoy.

Y si bien Mercedes fue tucumana, su matrimonio con Oscar Matus y consiguiente radicación en Mendoza, convirtió a la provincia en su tercer lugar del lugar, después de Tucuman y Buenos Aires. Inclusive se llegó a decir que fue en nuestro suelo cuyano donde la folclorista se formó artísticamente.

// Mira también: L-Gante visitará Mendoza para festejar el Día de la Primavera

Mercedes siempre dijo que “en Tucumán están mis raíces, en Mendoza está mi felicidad, en Montevideo está mi primer reconocimiento como artista”, dejando bien en claro que ella eligió ser mendocina. Sus familiares conocían su amor por la provincia, por lo que esparcieron sus cenizas en las aguas del canal de riego Cacique Guaymallén. El 4 de octubre se cumple otro aniversario de su muerte.