En otoño la piel de todas las personas sufre cambios por la nueva temporada que trae otras condiciones climáticas. Durante esta época lo primero que se nota es la deshidratación de la piel y los daños que pasó durante el verano.

La deshidratación, aparición de manchas por el sol y pigmentaciones son algunos de los problemas dermatológicos más frecuentes. Los cuidados de la piel no debes ser solo por belleza, sino por salud.

No solo hablamos del rostro, también estos tips se refieren a las zonas más expuestas del cuerpo como los brazos, codos y piernas.

La hidratación es importante para la piel. Foto: Freepik

Estos son los 10 consejos para el cuidado de la piel

  1. Utilizar un jabón adecuado para tu piel (seca, mixta o grasa).
  2. Evitar la higiene excesiva, es importante mantener la piel limpia pero no es conveniente usar muchos productos de limpieza ni abusar del agua caliente, que afecta la epidermis.
  3. Exfoliación una vez por semana, los agentes externos como el viento, el sol y el frío provocan la acumulación de células muertas en la piel, lo que hace necesaria una exfoliación regular (tanto en el rostro como en el cuerpo) con un producto suave, que no la irrite.
  4. Usar protector solar siempre, el sol es peligroso durante todo el año. Así que en otoño también hay que recurrir a la fotoprotección, especialmente al realizar actividades al aire libre y durante los días soleados.
  5. Hidratar la piel dos veces por día, esto permitirá que la piel se mantenga sana, elástica y fresca. Hay que dedicar especial atención al rostro, los brazos y las piernas, que son las zonas más expuestas al sol, el viento y las bajas temperaturas.
  6. Hidratarse, para mantener la piel bien hidratada hay que tomar mucha agua. Los especialistas recomiendan dos litros por día, que se pueden combinar con infusiones como mate, té, té verde o de manzanilla.
  7. Incorporar en la alimentación frutas y vegetales, ya que esto contribuye a retrasar el envejecimiento cutáneo.
  8. Realizar mascarillas faciales una vez por semana.
  9. Usa crema hidrante luego de bañarte, los poros de la piel están dilatos y la absorción es mejor.
  10. Evita labios secos, podes usar bálsamo o manteca de cacao para humectarlos.

Se recomienda siempre ante una consulta más profunda asistir a un dermatólogo. Estos especialistas pueden indicar cremas especiales para el tipo de piel o si se posee alguna patología.