Las intensas lluvias registradas durante la noche de este viernes rompieron la seguidilla de días calurosos y secos en Mendoza y, al menos por unas horas, trajeron algo de alivio en lo que a temperaturas se refiere. Incluso, esa tregua se mantuvo hasta la madrugada de este sábado, pero ya a primera hora de la mañana el calor -acompañado por la humedad- volvieron a tornar en pesada la situación. Y esto es algo que se mantendrá durante todo el sábado.

Las temperaturas máximas en Mendoza oscilarán entre los 34° y 36° hasta el miércoles, inclusive.Noticiasciudadreal

De acuerdo al pronóstico de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas de Mendoza, para la jornada del sábado se espera un día caluroso y húmedo, con nubosidad variable y tormentas aisladas. Dentro de las probabilidades de tormentas, además, rige una alerta por temporales severos en los oasis productivos (los mismos que durante la noche del viernes se vieron afectados por las tormentas con granizo).

Para este sábado la máxima esperada alcanzaría los 34°, mientras que la mínima rondaría los 21°.

Ola de calor

De cara al domingo, las condiciones no difieren demasiado; pero lo que llama la atención es que -al menos hasta el miércoles- se esperan jornadas de mucho calor, con marcas máximas que oscilarán entre los 34° y los 36°. Para el cierre del fin de semana se espera un día caluroso e inestable, con nubosidad variable, vientos moderados del noreste; además de una máxima de 35º y una mínima de 21º.

Marzo también comenzará con mucho calor. Para el lunes, martes y miércoles se esperan máximas de 36°, 34° y 35°, y mínimas de 20°, 19° y 18°; respectivamente.