Hoy miércoles un jurado popular declaró culpable a Víctor Miguel García Rivera de 54 años por el asesinato del policía Eduardo Jesús Correa de 42, en la Universidad Maza de Guaymallén cuando en setiembre de 2008 una banda intentó asaltar un camión blindado en la sucursal del ex Banco Regional. El acusado recibió 15 años de prisión.

//Mirá también: Delincuentes ingresaron a un local de ropa de Ciudad y se llevaron todas las prendas

El jurado, integrado por 12 ciudadanos, encontró a García culpable del delito de homicidio criminis causa en concurso ideal con homicidio agravado por ser la víctima un funcionario policial y por el uso del arma de fuego, en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego y por ser en poblado y en banda, en grado de tentativa, pero en calidad partícipe secundario.

De esta manera el imputado pudo eludir la pena máxima que era la única posible para la calificación que tenía.

El policía Eduardo Correa quien recibió 10 tiros y murio durante el intento de robo a un blindado en 2008. Archivo Los Andes

Tras el veredicto las partes volvieron a alegar, para pedir el monto de la condena en base a la nueva calificación.

Fernando Guzzo, jefe de la Fiscalía de Homicidios, pidió 15 años, el máximo del delito, mientras que el letrado defensor, Mariano Servente, 10 años que es el mínimo.

La magistrada a cargo del debate, Nancy Lecek, se inclinó por lo pedido por los acusadores y dictó una sentencia por 15 años para García, según publicó Los Andes.

Este caso hace años ya tuvo dos condenados a perpetua, son el ex policía Víctor Vargas y Darío Cantos juzgados en 2011.

Estos dos junto a García quedaron en manos de la Justicia tras los primeros días de investigación, a Vargas y Cantos les dictaron la prisión preventiva y quedaron detenidos hasta el debate, en cambio su cómplice, García, fue liberado y luego permaneció prófugo 12 años.

Cabe aclarar que la detención de García, en su momento, tuvo varios pasos, y llegó hasta la Suprema Corte de Justicia, que ordenó que debía estar en el penal. Sin embargo, cuando lo fueron a arrestar ya no lo encontraron.

//Mirá también: Parte de la Zona Este sin internet por el intento de robo de un cable de fibra óptica

Estuvo prófugo hasta diciembre del año pasado, cuando lo capturaron y lo pusieron a disposición de la nueva fiscal del caso, la doctora Claudia Ríos.

Las pesquisas en su contra marcharon rápidas gracias a las pruebas que ya contaban los investigadores entre ellas, la ubicación de su celular a través de las antenas y que lo puso en una zona aproximada a la escena del crimen esa noche, los llamados con los otros miembros de la banda en los días previos, e incluso minutos después de la balacera con un teléfono que sonaba en el lugar del homicidio y, por último, partes de la camioneta usada en el atraco que fueron encontradas en la casa de su ex pareja.

Cabe recordar que el hecho ocurrió el 1 de septiembre de 2008, la víctima fatal junto a una compañera, Natalia Cortés, también policía custodiaban un blindado que iba a retirar dinero en el banco ubicado en la Universidad Juan Agustín Maza, en calle Bombal de Guaymallén.

En un momento dado varios vehículos llegaron de forma repentina, En un momento los efectivos observaron la llegada repentina de varios vehículos,una Toyota Hilux, de un Fiat Palio y de dos Peugeot -un 504 y un 206- de donde bajaron los delincuentes. Los policías advirtieron la maniobra y abrieron fuego contra los ladrones, del tiroteo ambos uniformados terminaron heridos.

Correa recibió 10 tiros, mientras que su compañera dos. El hombre murió en el acto y la mujer sobrevivió a las heridas. Uno de los malvivientes, Cantos, resultó lesionado en un hombre y al presentarse a curaciones en el Hospital Central quedó detenido como sospechoso.